Responsabilidad Civil D&O

Aportar soluciones, nuestra RaZón de Ser

Las relaciones económicas son cada día más complejas, desempeñando las empresas un importantísimo papel en el ámbito de las mismas.

Es inimaginable pensar en una gestión siempre inmaculada y acertada. Al contrario, la complejidad de las relaciones económicas y la gran cantidad de normativa que en cada sector de la actividad económica resulta de aplicación, nos demuestran que los errores en la administración y gestión o dirección de una empresa son frecuentes. Como también cada vez son más frecuentes las reclamaciones que clientes, proveedores, o accionistas formulan frente a administradores o directores por entender que una administración o dirección negligentes les ha causado un daño.

Según el artículo 236 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital (TRLSC), los administradores y directivos son responsables frente a la Sociedad, los socios y frente a los acreedores sociales, del daño que causen por actos u omisiones contrarios a la ley o a los estatutos o por los realizados incumpliendo los deberes inherentes al desempeño del cargo, siempre y cuando haya intervenido dolo o culpa.

Toda persona que actúa como administrador de la sociedad está sujeta al régimen de responsabilidad de los administradores. Por lo tanto, serán responsables, siempre y cuando concurran los presupuestos examinados, tanto los administradores “de derecho” como los administradores “de hecho”. Para ello es menester que se considere que en el desempeño de sus funciones han incumplido con los deberes que la Ley les impone, y que son:

  1. Deber de diligencia
  2. Deber de vigilancia o supervisión y de informarse
  3. Deber de lealtad
  4. Deber de evitar situaciones de conflicto de interés.
  5. Deber de secreto
  6. Deber de realizar actuaciones tendentes a la recuperación del equilibrio patrimonial o en su caso disolución, así como deber de solicitud de concurso en los casos de insolvencia actual o inminente.
  7. Deber de cumplimiento de las obligaciones tributarias y sociales.

A fin de proteger el patrimonio personal de los administradores y directores frente a los que se presentan estas demandas, nacen los seguros de responsabilidad civil para directivos, también conocidos como seguros D&O (por su nombre en inglés, directors & officers) y nacen para hacer frente a las responsabilidades económicas a que los directivos y administradores pudieran ser obligados a pagar.

Adicionalmente, estos seguros no sólo asumen la responsabilidad económica objeto de condena, sino también  los gastos de defensa jurídica, constitución de fianzas que pudieran resultar impuestas, multas, gastos de defensa en el caso de responsabilidad penal de la sociedad, pago de créditos concursales en caso de concurso en el que se declara la culpabilidad del administrador o el directivo, pago de deudas tributarias respecto de las que el directivo haya resultado declarado responsable subsidiario, garantía de retribuciones en caso de inhabilitación profesional, etc.

Las pólizas pueden contener gran cantidad de garantías, siendo la relación anterior meramente enunciativa.

Sólo desde un profundo conocimiento de la legislación mercantil, del Derecho de responsabilidad civil y del derecho de seguros puede darse a los directivos y las aseguradoras que cubren estos riesgos el asesoramiento adecuado para la eficaz protección de sus intereses.

Por nuestra experiencia de más de 25 años en el sector de los seguros, por nuestra capacidad de adaptación al cliente y por el equipo profesional de expertos que formamos, podemos ser tu despacho de confianza. Llámanos al 915 433 123 o escríbenos bien un correo electrónico a info@rzs.es, o bien hazlo a través de nuestro formulario de contacto y concreta una cita con nosotros.

#DerechoDelSeguro #RZSAbogados #ResponsabilidadCivil #D&O

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros