2 Min. de lectura

Las claves de una buena reestructuración empresarial

Los beneficios de una reestructuración empresarial abarcan distintos ámbitos, pero uno de los principales es “separar la actividad empresarial” de inversiones realizadas en otros campos no relacionados con la empresa, es decir, del patrimonio “no afecto”, especialmente de cara a una futura compraventa de la empresa.

 

Es práctica habitual que las empresas que generen beneficios los vayan acumulando, y finalmente los excesos de tesorería se inviertan en inmuebles o en otros activos, normalmente no afectos a la actividad empresarial. Esto que en principio puede parecer algo positivo, a la larga puede convertirse en un lastre o en un riesgo si la situación de la empresa cambia.

 

Por ejemplo, si queremos vender nuestra empresa, los inmuebles u otros activos adquiridos y no afectos a la actividad empresarial, incrementarán el precio de venta cuando es muy posible que los compradores no estén interesados en ellos. Esto implicará que haya que “sacar” dichos activos con carácter previo de la empresa, con el coste fiscal sobrevenido que ello implica.

 

Si, por el contrario, la situación de la empresa cambia y entra en “concurso de acreedores”, la empresa responderá frente a sus acreedores con todos sus activos, también con el patrimonio no afecto, que muchas veces se liquidará por debajo de su valor de mercado.
Partiendo de lo anterior, y para obtener los beneficios de una reestructuración empresarial, será necesario acometer en muchos casos con carácter previo una escisión total o parcial de la empresa.

 

Este tipo de operaciones societarias se acogerá habitualmente a un régimen fiscal especial que implica, en síntesis, que la operación de reestructuración proyectada sea neutral desde el punto de vista fiscal.

 

En cualquier caso, estas operaciones de reestructuración deben planificarse y ejecutarse con sumo cuidado, siempre de la mano de especialistas en la materia, dado que suelen estar en el punto de mira de la Agencia Tributaria por las ventajas fiscales que conllevan.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros