C/ Chaves Rey, 2. 41012 Sevilla
954 295 080
954 295 081

Sin la toga, Jerónimo Zamora

El abogado sevillano Jerónimo Zamora estrena la presidencia de Guadaliuris, Agrupación de Interés Económico (AIE) que aglutina a 19 despachos de abogados de Sevilla y del resto de Andalucía. Buceamos en esta fórmula empresarial de servicios jurídicos ahora que han unido el apoyo de Thomson Reuters Aranzadi a su proyecto para convertir a Guadaliuris en una marca de calidad de despachos, en apostar por los jóvenes y desarrollar la eficiencia del servicio profesional

“Los abogados hemos pasado de ser jurisconsultores a prestadores de servicios jurídicos”

¿En qué se sustenta Guadaliuris?

Guadaliuris se sustenta en la independencia de cada uno de los despachos que integran la agrupación. Es una idea que hemos alimentado desde su nacimiento, ya que ha de servir para la mejora global de las prestaciones particulares que cada uno ofrece a sus clientes, sobre la base del intercambio de sinergias, experiencias y colaboraciones. Tiene como denominador común el esfuerzo colectivo, como premisa de crecimiento y posicionamiento en el ámbito de actividad y negocio.

En el último año la agrupación ha doblado su tamaño prácticamente. ¿A qué se debe este incremento?

El incremento francamente exponencial de la AIE, que se ha producido este año, viene motivado por el interés que Guadaliuris ha despertado en la profesión y, sin duda, por la labor desarrollada por la anterior Junta Directiva, presidida por Ernesto Sanguino, quien, implicado en el proyecto, ha sabido comunicar y trasmitir los principios básicos de la AIE y hacerlos llegar al colectivo en general.

Recientemente Guadaliuris acaba de cambiar de presidente, y usted ha tomado las riendas. ¿Qué ideas tiene para su periodo al frente de la agrupación, que comenzó el mes de julio?

Tengo la voluntad de aumentar el número de despachos miembros de la AIE, porque creo en los principios y valores que defendemos y, conforme vayamos consolidando este proyecto, conseguiremos una mayor participación de otros profesionales de nuestro perfil. Sobre todo quiero dirigirme a los más jóvenes, a aquellos despachos colectivos o con aspiraciones de ejercer la profesión bajo una marca, y ofrecerles toda nuestra experiencia y maneras de hacer las cosas, para que pudan desarrollarse con más eficiencia, y así aprovechar las sinergias que desde Guadaliuris harán posible que puedan prestar un servicio de alta calidad.

Para mí, sería un logro que la pertenencia a Guadaliuris se identificara como una marca de calidad. El objetivo es que sea signo de una forma de hacer las cosas bien, con trasparencia e información continua al cliente, regidas por el principio de la excelencia, hasta el punto de que sea un orgullo incorporar a nuestras respectivas marcas, en todas nuestras comunicaciones al exterior, el logo de Guadaliuris; y que así lo perciban los clientes y en general los consumidores de servicios profesionales.

En mayo de este año Thomson Reuters y Guadalirus firmaron un acuerdo de colaboración al que se incorporaron la mayoría de los despachos miembros. ¿Qué espera del acuerdo?

A estas alturas del año no puedo estar más satisfecho con el acuerdo alcanzado con Thomson Reuters. Desde el principio se ha implicado en nuestro proyecto. Incluso percibimos que están entusiasmados con las metas que nos hemos propuesto, probablemente porque no exista otra iniciativa igual en todo el territorio nacional. Est aimplicación no se limita a una simple política de precios para la adquisición de productos Thomson Reuters por parte y para los despachos miembros de la AIE, sino que va mucho más allá, ofreciendo ser una auténtica plataforma de comunicación y formación contínua, tanto para Guadaliuris como para todos los despachos miembros que se benefician de ello.

Las sesiones formativas que ustedes organizan con frecuencia, ¿cómo está mejorando su servicio?

Diversificamos nuestra formación. Por una parte, la dirigida a los socios de los despachos, para compartir experiencias en la gestión de los mismos, nos ayuda a mejorar los procesos, lo que redunda en beneficio del cliente. Por otra, la dirigida a todos los abogados o economistas de despachos miembros, sobre las novedades legislativas o modificaciones de interés, repercute en la calidad del servicio.

Guadaliuris trabaja esencialmente en Andalucía. ¿En qué se diferencia el ejercicio en esta zona respecto a otras?

La falta de un verdadero tejido empresarial consolidado en la Comunidad Andaluza es una realidad, y esta circustancia repercute directamente en el volumen del negocio al que podemos aspirar las empresas de servicios jurídicos. Por ello, el crecimiento se configura como un auténtico reto, aunque contamos con clientes muy fidelizados, y muy variados. Esto nos obliga a ofrecer un servicio multidisciplinar para poder abarcar la mayor cuota de mercado posible.

Usted lleva muchos años de profesión. En todo este periodo, ¿cómo puede decirnos que ha cambiado el tipo de cliente de un despacho de abogados?

El cliente maneja más información, tiene una mayor oferta de servicios jurídicos y exige mejor atención. Las nuevas tecnologías y la implantanción de nuevos despachos han supuesto una mayor cometencia que, si bien redunda en un mejor servicio global y mayor oferta para el cliente, supone un sobre esfuerzo que tenemos que afrontar como reto profesional. El cliente, cada vez más, busca y exige la excelencia, y eso es lo que tenemos que ofrecerle.

¿Y cómo ha ido evolucionando el servicio de la Abogacía?

Necesariamente adaptándose al mercado. El concepto de despacho unipersonal que conocimos al inicio de la profesión, hace sólo treinta años, sencillamente ha desaparecido o al menos está desapareciendo. La agilidad, el trato personalizado y el concepto de despacho-epresa es el que impera hoy día. Por resumirlo en una frase, podríamos decir que los abogados hemos pasado de ser juriconsultos a ser prestadores de servicios jurídicos.

Jerónimo Zamora
RZS Abogados y Economistas
Presidente de Guadaliuris

Publicado en ABC Sevilla

Adjuntos

Post Relacionados

Deja un comentario