3 Min. de lectura

Explosión en General Pardiñas

Explosión en General Pardiñas

El pasado viernes 6 de mayo, se producía una fuerte explosión en el número 35 de la madrileña calle General Pardiñas, que causaba la muerte de dos trabajadores que se encontraban en ese momento trabajando en el edificio.

Los fallecidos, dos jóvenes operarios de fontanería, estaban realizando tareas de reforma en la vivienda en la que se produjo la explosión.

Aunque de momento no disponemos de ninguna versión oficial y todavía se están investigando las causas de este trágico accidente, todo apunta a que la explosión se produjo a causa de un fallo en la caldera de gas. Y es que, algunos vecinos relatan haber notado un fuerte olor a gas momentos antes de la explosión.

A pesar de que todavía desconozcamos la causa oficial del accidente y no podamos valorar responsabilidades, desde RZS Abogados no podemos evitar preguntarnos si en este caso se cumplieron las previsiones legales en materia de Prevención de Riesgos Laborales.

 

Prevención de Riesgos Laborales

Son diversos los riesgos de seguridad a los que se enfrentan los trabajadores de la fontanería en el ejercicio de su actividad laboral, y entre estos peligros sin duda hay que contemplar el riesgo de explosión e incendio.

En este ámbito de trabajo las explosiones e incendios pueden deberse a multitud de factores, entre ellos el uso de herramientas eléctricas en espacios que contengan gases combustibles o los escapes de gas en ciertas operaciones como, por ejemplo, de soldadura.

Según el relato de una de las heridas, que fue testigo de los hechos, momentos antes de la explosión los operarios estaban “buscando una llave para manipular el flujo de gas” y las primeras investigaciones apuntan a que debieron usar una fuente de ignición que provocase el estallido del mismo.

 

Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos laborales

Además, de las medidas de prevención de riesgos implantadas por la empresa de los trabajadores, la importancia de la formación de los trabajadores en materia preventiva viene descrita en el artículo 15 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos laborales, el cual establece la obligación del empresario de adoptar las medidas necesarias para garantizar que sus trabajadores hayan recibido información suficiente y adecuada.

Es decir, para el caso que nos ocupa, y atendiendo a lo establecido en el artículo 15.1 de la Ley 31/1995, deberá el empresario formar a sus trabajadores de manera que estos sean conscientes de qué acciones pueden ocasionar una explosión de gas y qué puede hacer el trabajador para prevenirlas.

Pero del mismo modo que la Ley señala las obligaciones que tiene el empresario como responsable de facilitar al trabajador todas las medidas preventivas, también el trabajador deberá cumplir correctamente con las medidas propuestas.

 

Artículo 29 de la Ley 31/1995

Y es que, en virtud del artículo 29 de la precitada Ley, los trabajadores -con arreglo a su formación- deberán dar un uso adecuado a las máquinas y herramientas puestas a su disposición e informar inmediatamente de cualquier situación que pueda entrañar un riesgo para la seguridad.

En todo caso, hasta que las investigaciones no lleguen a su fin no podremos analizar las causas reales de la explosión ni valorar posibles responsabilidades. Lo que sí que está claro es la importancia de que las empresas hagan todo lo que está en su mano para garantizar la salud y la seguridad de todos sus trabajadores.

Por tanto, una vez más, queda en evidencia la importancia de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y normas de aplicación y la labor de los técnicos de prevención, más allá de un mero cumplimiento formal o documental.

#RZSAbogados #CompromisoRZS

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

*Imágenes diseñadas por Freepik

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros