2 Min. de lectura

¿Cómo plantear la reclamación de un Swap?

A la hora de plantear una reclamación de un Swap contra el Banco, podemos optar por dos vías diferentes:

  1. En primer lugar, tenemos la posibilidad de solicitar la nulidad del contrato por vicio en el consentimiento. Esta vía que es la más utilizada hasta el momento, se basa en que el Banco al comercializar los derivados financieros no facilitó previamente al cliente toda la información relevante sobre el producto. Las entidades bancarias obviaron la necesidad o utilidad de este tipo de productos en función del perfil de los clientes, no informaron ni de su funcionamiento o riesgos, ni ofrecieron una simulación de los diferentes escenarios que se podían plantear según evolucionasen los tipos de interés. Por último, tampoco se informa del coste que podía suponer su cancelación anticipada. Por tanto, instada la nulidad de este producto por vicio en el consentimiento, la misma se basará en el incumplimiento por parte de la entidad bancaria de los deberes legales de información sobre la complejidad del mismo y sus consecuencias.

Con la última Sentencia del Tribunal Supremo sobre esta materia, se fija el plazo de cuatro años desde la finalización o cancelación del contrato para plantear este la reclamación por esta vía.

  1. La segunda vía por la que se puede reclamar es la de indemnización de los daños provocados al cliente por la contratación del derivado financiero por incumplimiento contractual de la entidad bancaria. En este segundo supuesto la entidad financiera no ha cumplido con los deberes de información de los riesgos concretos que podrían derivarse de este producto, a consecuencia de un incorrecto asesoramiento. Información que debe ser facilitada por el Banco con anterioridad a la celebración del contrato. Requisito esencial para apreciar dicho incumplimiento es que se haya producido un perjuicio que se pretende sea indemnizado, perjuicio que se valora en las liquidaciones negativas giradas, de tal forma que cabe atribuir al incumplimiento de esos deberes de información la existencia de un perjuicio sufrido.

Por tanto, existen dos vías para poder presentar una reclamación Swap y, por ello todo aquel afectado por este tipo de productos tienen más opciones de recuperar lo que es suyo.
En RÂIZ somos expertos en reclamaciones bancarias. Por ello, si en su día el banco le ofreció un contrato de Swap con su financiación, no dude en ponerse en contacto con nosotros llamando al teléfono 915 433 123 o escribiéndonos a través del formulario web. Analizaremos su caso y le informaremos, sin compromiso, de la posibilidad de reclamación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros