2 Min. de lectura

¡Viva Cataluña!

Ya se celebraron por fin las elecciones en Cataluña. Me apena que la tremenda lata que vienen dando los políticos independentistas catalanes tenga cada vez más el efecto en muchos de que sencillamente estén hartos y acaben diciendo que lo único que quieren es que los dejen tranquilos y que hagan lo que quieran. Yo no estoy de cuerdo. Yo amo Cataluña y la amo como una parte más de España. Es tan mi país como lo pueda ser Galicia, Murcia o Castilla.

A mí me entusiasma el cava, el vermut o el vino del Priorato, me maravilla la forma de comer y especialmente la cocina de las verduras que se hace allí. Me deleito con las espardeñas, las alcachofas o los guisantes. He sido siempre más simpatizante del Barcelona que del Madrid, aunque la politización del fútbol ha ido influyendo poco a poco en ese sentimiento. Me encanta ir a Barcelona o recorrer muy diversos lugares de por allí como la Costa Brava o el Pirineo. Ir a misa en Santa María del Mar o rezarle a La Moreneta. Los catalanes que he conocido me han parecido fantásticas personas y con un sentido de la lealtad y la amistad maravillosos.

Podría seguir, pero sólo quiero proclamar que me alegro en el alma de que los resultados no hayan sido los que querían esos políticos que se han empeñado en desmembrar nuestro país en una época en que el mundo camina hacia el fortalecimiento de uniones transnacionales en lugar de abocar a la división en pequeños reinos sin sustancia.

Para mí es evidente que si encima no se hubieran presentado unidos varios partidos y no hubieran hecho el uso que han hecho de los medios que tienen en su poder, los resultados encima hubieran sido mucho más favorables a esa idea común que sencillamente debe ser España y luchar unidos todos por la mejora y el futuro de nuestro país. Y tengo que alabar la coherencia, al menos inicial, de quienes teniendo ideas muy distantes de lo que me parece sensato han proclamado claramente que sencillamente han perdido ese supuesto plebiscito que pretendían haber convocado.

Ojalá todo esto signifique que al menos políticos tan insostenibles y perjudiciales como el Sr. Mas sean sustituidos y desparezcan de una escena en que están haciéndonos tanto daño en ese afán de llevar a Cataluña donde ellos quieren, con un enorme perjuicio para ella y para toda España. Así, que desde un periódico con este título sólo puedo proclamar Viva Cataluña y Viva España.

Manuel Salinero González-Piñero
Abogado RZS

Publicado en: Viva Sevilla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

*Imágenes diseñadas por Freepik

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros