2 Min. de lectura

Sobre la suspensión de la obligación de presentar por vía telemática los libros en el Registro Mercantil

RÂIZ, Abogados presta servicios de Secretaría de sociedades y son muchos los clientes que nos han consultado acerca de esta novedad, siendo objeto de este post el compartir aquellas conclusiones e información que consideramos de mayor utilidad y relevancia.

En septiembre de 2013 la Ley de Emprendedores estableció novedades en relación a la presentación telemática de todos los libros de los empresarios y de las sociedades. Posteriormente, el pasado 16 de febrero de 2015 se publicó en el BOE la Instrucción de la Dirección General de los Registros y del Notariado (en adelante DGRN), que establece los principios conforme a los cuales han de legalizarse dichos libros societarios.

Entre los diferentes principios de la Instrucción indicada, destaca la obligación de presentar por vía telemática los Libros de Actas de Juntas y/o del Consejo de Administración así como los Libros Registro de Socios y de Acciones Nominativas, que anteriormente no accedían al Registro Mercantil, dentro de los 4 meses siguiente al cierre del ejercicio anterior, eso es, para la mayoría de las sociedades, antes del 30 de abril de 2015.

No obstante lo anterior y, pese a que faltaban 3 días para que venciera el plazo de la presentación de los libros descrita en el párrafo anterior, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en Auto de 27 de abril de 2015 (publicado en el BOE el 28 de abril de 2015), ha acordado la suspensión cautelar de la aplicación de la Instrucción de la DGRN. Entre los motivos que han dado lugar a la presentación del recurso y que compartimos, destacan, a modo de resumen, los siguientes:

1. La Instrucción, en muchos de sus apartados, no desarrolla meramente la Ley de Emprendedores, sino que hay una clara extralimitación respecto de lo que ha dispuesto el artículo 18 de esta última.

2. La Instrucción al exigir que, para permitir que ciertas actas se incorporen al correspondiente libro con posterioridad a su legalización, la Junta general debe ratificar tales actas, supone innovar en el ordenamiento jurídico, en concreto en la Ley de Sociedades de Capital.

3. Se podría incurrir en un riesgo gravísimo de responsabilidad por parte de los administradores de las sociedades ya que, en caso de cumplir con la Instrucción, se estaría, en su caso, incumpliendo el deber de confidencialidad impuesto legalmente a los mismos.

4. Podría existir un gravísimo riesgo de acceso a la información confidencial y privilegiada por parte de cualesquiera personas (competidores, etc.) dada la ineficiente regulación en la Instrucción que evite el uso indebido de la información confidencial por parte de los Registradores y demás personal del Registro Mercantil, al no existir un protocolo de actuación.

Lo indicado en los puntos 3 y 4 anteriores constituyen la base principal sobre la que ha pivotado la suspensión dictada por el TSJ de Madrid.

Como consecuencia, y hasta que recaiga sentencia, por el momento se puede mantener el sistema que se venía empleando antes de la aprobación de la Instrucción. Es decir, seguirá la presentación en el Registro Mercantil de los libros en blanco y soporte papel o digital para su legalización.

¿Necesita asesoramiento en temas mercantiles?:

Solicite ahora más información sobre los servicios relacionados con la Responsabilidad Administradores y Directivos, Startups: Asesoramiento al Emprendedor e Inversor, Derecho societario, que ofrecemos en RZS Abogados,

– Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.

– Envíenos un email y uno de nuestros abogados se pondrá en contacto con usted.

– Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros