2 Min. de lectura

Resaca

En estos días la resaca de las comidas de empresa, familiares, con amigos, etc. se mezcla con la resaca de unas elecciones que han colocado a España en una situación muy complicada. Es claro que el PP ha cosechado una victoria que puede convertirse en pírrica. Y si lo es en gran parte se deriva de sus errores, creyendo tener un electorado cautivo que iba a volver a votarles por una gestión económica exitosa y olvidando que los errores siempre se pagan al final.

Entre ellos la política de Montoro dañando su base electoral desde una prepotencia y un manejo de la ley inaguantables. O la actuación ante algunos casos de corrupción de forma inexplicable. O la elección del candidato andaluz desde Madrid olvidando la enorme importancia de esta comunidad una vez más.

Pero también se derivaría de una actuación del PSOE y Podemos que creo muy grave para España. Estoy de acuerdo con quienes dicen que ambos partidos pueden estar escenificando un teatro que está pensado y previsto. Podemos hace de un referéndum catalán que no le importa nada una moneda de cambio que convierte en un principio en no comprable a precio alguno, para al final venderla a cambio del poder y presentarlo como que ha antepuesto finalmente los intereses de todos de no dejar de ninguna forma que gobierne la derecha a cualquier otra pretensión. Y el PSOE accede a la Presidencia pretendiendo salvar la imagen de quien se va a entregar en manos de un partido que lo llevara a la ruina con la apariencia de que ha logrado doblar esa exigencia en beneficio de España.

Lo que yo creo es que si hace eso el Sr. Sánchez a su vez necesitará acuerdos nada menos que con ERC y muchos independentistas que están ahora en ese conglomerado que agrupa Podemos en el Parlamento y habrá a su vez, obtenido una victoria no sólo más pírrica sino absolutamente desastrosa para su partido y sobre todo para España.

Sinceramente pienso que ahora mismo lo menos malo es que el PP gobierne (con Rajoy o sin él) y tenga que hacerlo con continuas alianzas y buscando consenso en cuantas normas intente promulgar y veamos sí los partidos son capaces de asumir ese diálogo en beneficio de este país a quien dicen querer servir. Que por otra parte fue el discurso de la Sra. Díaz cuando ganó en Andalucía pero sin mayoría suficiente. Y ya habrá tiempo de nuevas elecciones en su caso.

En fin, que esperó que de verdad 2016 sea un feliz año nuevo para España, pero en este momento lo veo enormemente complicado.

Manuel Salinero González-Piñero
Abogado RZS

Publicado en Viva Sevilla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros