4 Min. de lectura

Reforma Fiscal 2015 (II)

Hace algunos días en este mismo Blog (Reforma Fiscal 2015 I) ofrecíamos nuestro punto de vista en relación a las principales medidas que podían repercutir sobre el IRPF a tenor de la aprobación por parte del Consejo de Ministros el pasado sábado 20 de junio de diversos Anteproyectos de Ley. Ya en aquel artículo adelantábamos nuestra intención de sumergirnos en el resto de futuribles reformas que afectaban a los demás tributos. A continuación y como “lo prometido es deuda”, pasamos a compartir un breve resumen de aquellas que nos parecen más significativas. Las mismas serán agrupadas según el impuesto al que hacen referencia:

1. Impuesto sobre la Renta de No Residentes (en adelante “IRNR”): Se efectúan determinadas modificaciones con el fin de adecuarlo al marco normativo comunitario, acompasarlo a los cambios que se contemplan en el IRPF y reforzar la seguridad jurídica.

a. Se distingue, para contribuyentes No Residentes Sin Establecimiento Permanente, entre personas físicas o jurídicas, estableciendo para cada uno de estos dos supuestos, los gastos deducibles para el cálculo de la Base Imponible, por remisión a la norma de IRPF e IS, respectivamente.

b. Inclusión de nuevo supuesto según que permitiría, a contribuyentes residentes en otros Estados miembros de la Unión Europea, optar por tributar como contribuyentes por el IRPF. Este hecho tiene como finalidad la de favorecer la libre circulación de los ciudadanos dentro de la Unión Europea, y va dirigida a los contribuyentes No Residentes con bajos ingresos, a los que se quiere garantizar que puedan disfrutar, al igual que los contribuyentes residentes, de la exención de un determinado importe mínimo de su renta.

c. Exclusión de gravamen de aquella ganancia patrimonial obtenida por un No Residente con motivo de la transmisión de la que haya sido su vivienda habitual en territorio español, siempre que el importe obtenido en la transmisión se reinvierta en la adquisición de una nueva vivienda habitual.

d. Sensibles modificaciones sobre el tipo de gravamen: (i) para los contribuyentes sin establecimiento permanente se establece un tipo general del 24% (actualmente 24,75%, (ii) para los residentes en otros Estados de la Unión Europea el tipo será del 19%, coincidente con el tipo marginal más bajo de la tarifa del IRPF; y (iii) finalmente se equipara el tipo de gravamen aplicable a los establecimientos permanentes al que corresponda con arreglo a la normativa del IS.

2. Impuesto sobre Sociedades (en adelante “IS”): Sin entrar en mayor detalle indicaremos que en el ámbito de regulación del hecho imponible se incorpora el concepto de actividad económica, además de incorporar a la tributación por IS las sociedades civiles que tienen objeto mercantil, y que hasta la aprobación de esta Ley tributan como contribuyentes del IRPF a través del régimen de atribución de rentas.

a. Bajada del impuesto de Sociedades. En 2015 el tipo de gravamen será del 28%, desde el 30% actual, y a partir de 2016 el caso general será del 25%. Para las entidades financieras y las petroleras se mantiene en el 30%.

b. Medidas que afectan sobre la determinación de la Base Imponible: (i) se simplifican tablas de amortización, (ii) se modifica tratamiento de Bases Imponibles Negativas, (iii) novedades en materia de deducibilidad de determinados gastos, etc…
Tratamiento de la doble imposición: Pretende equipararse el tratamiento de las rentas derivadas de las participaciones en entidades residentes y no residentes, tanto en materia de dividendos como de transmisión de las mismas, estableciendo un régimen de exención general en el ámbito de las participaciones significativas en entidades residentes.

d. Se pretende simplificar el impuesto a través de la eliminación de determinados incentivos cuyo mantenimiento se considera innecesario (p.e. desaparece la deducción por inversiones medioambientales).

3. Impuesto sobre el Valor Añadido (en adelante “IVA”):

a. Se clarifica la regulación de las operaciones no sujetas consecuencia de la transmisión global o parcial de un patrimonio profesional o empresarial.

b. Se suprime la exención aplicable a las entregas y adjudicaciones de terrenos realizadas entre la Junta de Compensación y los propietarios de aquellos.

c. Se amplía el ámbito objetivo de la aplicación de la renuncia a las exenciones inmobiliarias.

d. Las entregas de bienes que hayan de ser objeto de instalación o montaje antes de su puesta a disposición en el territorio de aplicación del Impuesto, tributarán como tales, con independencia de que el coste de la instalación exceda o no del 15 por ciento en relación con el total de la contraprestación correspondiente.

e. Se flexibiliza el procedimiento de modificación de la base imponible, de manera que el plazo para poder realizar aquella en caso de deudor en concurso se amplía de 1 a 3 meses.

f. El régimen especial de devoluciones a determinados empresarios o profesionales no establecidos en el territorio de aplicación del Impuesto ni en la Comunidad, Islas Canarias, Ceuta o Melilla se amplía significativamente.

g. El régimen especial del grupo de entidades se modifica para incorporar la exigencia de los tres órdenes de vinculación: económica, financiera y de organización.

h. En el ámbito de las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido a la importación, se posibilita, remitiendo a su desarrollo reglamentario, que determinados operadores puedan diferir el ingreso del Impuesto al tiempo de presentar la correspondiente declaración liquidación y a través de la inclusión de dichas cuotas en la misma.

Por último no queríamos finalizar este comentario sin hacer alusión al resto de impuestos, por su trascendencia para la mayoría de contribuyentes. Destacar que la reforma en profundidad del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones queda a la espera, como es lógico, de la negociación con las Comunidades Autónomas de su nuevo sistema de financiación. Algo parecido ocurre con la de los tributos locales, que debe ir pareja a aquélla (salvo el nuevo tratamiento de las daciones en el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana). La tramitación parlamentaria permitirá pulir algunas de las medidas estudiadas o incluir otras nuevas. Esperemos que el resultado sea para mejor.

Desde RÂIZ seguiremos muy pendientes de cualquier modificación que pueda producirse, especialmente en, y además de los que ya han sido mencionados, en el Impuesto sobre Patrimonio.

¿Necesita asesoramiento sobre Planificación Fiscal?:

Solicite ahora más información sobre los servicios relacionados con la Planificación Fiscal que ofrecemos en RZS Abogados:

– Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.

– Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros