5 Min. de lectura

Reflexión sobre Real Decreto Ley 9/2010, de 19 de agosto de 2011

Como ya había sido anunciado, el Consejo de Ministros del pasado 19 de agosto aprobó una serie de medidas de índole económico-tributario plasmadas en el Real Decreto-ley 9/2010, de 19 de agosto. La finalidad de las mismas es continuar y reforzar las medidas fiscales y presupuestarias que el gobierno ha venido poniendo en marcha para la consecución de una reducción sobre el déficit público. La reducción del gasto público, a través de la racionalización del gasto sanitario y la mejora de los ingresos fiscales mediante el Impuesto sobre Sociedades son algunos de los instrumentos que este Real Decreto-ley ensalza.

A lo largo de este documento, destacaremos aquellas más relevantes, en el ámbito fiscal. Sin embargo y de manera previa, nos parece importante subrayar que estas medidas van dirigidas a las más grandes empresas (20 ó más millones de cifra de negocios), por tener éstas una mayor capacidad económica para realizar una aportación temporal adicional al sistema, y sólo en la medida en que éstas estén obteniendo beneficios. Del mismo modo, matizar que éstas medidas en ningún caso pretenden un incremento impositivo sino un cambio en su periodificación.

1) Pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades de aplicación para los ejercicios 2011, 2012 y 2013: Se mantiene su ámbito temporal actual; siendo ésta la de tres pagos fraccionados (abril – octubre y diciembre) y la liquidación del impuesto en julio. Los cambios se materializan en el importe a liquidar en cada uno de los tres pagos fraccionados, para el cual se deberá atender al siguiente esquema:

a) Sociedades con cifra de negocios inferior a 6.010.121,04 €: El pago a cuenta será el resultado de multiplicar por 5/7 el tipo de gravamen redondeado por defecto (25%), es decir, 18%.

b) Sociedades con cifra de negocios superior a 6.010.121,04 €:

Cifra de negocios de 6.010.121,04 € a 20.000.000 €: El pago a cuenta será el resultado de multiplicar por 5/7 el tipo de gravamen redondeado por defecto (30%), es decir, 21%.

Cifra de negocios de 20.000.000 € a 60.000.000 €: El pago a cuenta será el resultado de multiplicar por 8/10 el tipo de gravamen redondeado por defecto (30%), es decir, 24%.

Cifra de negocios superior a 60.000.000 €: El pago a cuenta será el resultado de multiplicar por 9/10 el tipo de gravamen redondeado por defecto (30%), es decir, 27%.

La cifra de negocios a tener en cuenta será aquella obtenida durante los 12 meses previos a la fecha en que se inicie el período impositivo.

2) Compensación de Bases Imponibles Negativas. de aplicación para los ejercicios 2011, 2012 y 2013: Se establecen límites, con carácter temporal, a la compensación de bases imponibles negativas procedentes de ejercicios anteriores.

a) Sociedades con cifra de negocios de 20.000.000 € a 60.000.000 €: Compensación de bases imponibles negativas limitada al 75% de la base imponible previa a dicha compensación.

b) Sociedades con cifra de negocios superior a 60.000.000 €: Compensación de bases imponibles negativas limitada al 50% de la base imponible previa a dicha compensación.

Con el fin de asegurar la compensación futura de las bases, en paralelo se amplía el plazo máximo de compensación de las bases negativas procedentes a ejercicios anteriores de 15 a 18 años.

3) Límite en la deducción del fondo de comercio financiero para los ejercicios 2011, 2012 y 2013: Se deducirá por centésimas partes y no por veinteavas como en el resto de los ejercicios.

Una vez más, apreciamos que las medidas propuestas se centran en una periodificación más ventajosa del impuesto para la Administración, pero en ningún caso un aumento, ya que los importes no deducidos en dichos ejercicios serán deducibles en los ejercicios posteriores. Sin embargo, mientras que la fórmula para la recuperación de la mencionada periodificación para Bases Imponibles Negativas esta detallada, la relativa a qué tratamiento de compensación futuro recibirá la deducción del fondo de comercio no está claro; simplemente se hace alusión a que “no se impedirá la deducción definitiva de esas cantidades en un momento posterior”.

4) Reducción en el tipo impositivo aplicable del impuesto sobre el valor añadido a las entregas de viviendas: Con efecto desde la entrada en vigor del presente RDL y vigencia exclusiva hasta el 31 de Diciembre de 2011, se aplicará el tipo reducido del 4% del I.V.A. a las entregas de bienes a las que se refiere el número 7 del apartado I.I del Art. 91 de la Ley 37/92 de 28 de diciembre del IVA (Edificios o partes del los mismos aptos para su utilización como viviendas, incluidas las plazas de garaje, máx. 2 plazas, y anexos en ellos situados que se transmitan conjuntamente…)

Una vez familiarizados con las medidas, es hora de preguntarnos de qué modo afectarán éstas al devenir de la economía española. Entre los múltiples problemas que atraviesa la misma, coincidiremos en que uno de los más relevantes es la situación de iliquidez de su sistema financiero. Sea como fuere la restricción crediticia es palpable en cualquier empresa del panorama español, no siendo por tanto sencillo la consecución de financiación. Es cierto que las medidas enunciadas en esté RDL no suponen ningún aumento impositivo, sino una periodificación en el pago del mismo. En otras palabras, lo que está haciendo la Administración y basándonos en la importancia del valor temporal del dinero, es financiarse a través de los contribuyentes. Pretende adelantar los pagos del impuesto y posponer la aplicación de las Bases Imponibles Negativas ampliando para no perderlas su horizonte temporal de aplicación.

Estamos de acuerdo en que en tiempos difíciles, son las empresas de mayor envergadura las que deberían arrimar el hombro; pero siendo éstas a su vez las que mantienen a flote la economía, deberíamos preguntarnos cómo les afectarán estas medidas. En una situación, como ya se ha mencionado compleja, donde el crédito brilla por su ausencia, se las privará de ciertos excedentes temporales de caja. Esos excedentes sanadores adelantados a la Administración, puede que tengan efectos contradictorios en el devenir de la empresa. Sin dinero, la empresa se replanteará su política de inversión, siendo esta la que a través de nuevos proyectos y necesidad de personal, podría suponer una mayor contratación. Ante este escenario se nos plantea una disyuntiva. Adelantar los fondos a la administración y que sea ella quien los administre o dejárselos a las grandes empresas, cuya gestión está avalada por sus resultados.

Nosotros no tenemos la respuesta pero nos parece importante hacer pensar a la sociedad, al contribuyente y a la Administración. Así como transmitir la inseguridad generada al empresario, que ve como sus recursos son tomados para mantener un sistema ocioso, e incapaz de mantenerse; y como además, la precipitación de las medidas trunca su minuciosa planificación para este ejercicio en curso. No olvidemos que la variación en los pagos fraccionados, entrará ya en vigor este ejercicio (Octubre – Diciembre), siendo una medida que vio la luz en el mes de agosto, mes que como todos sabemos coincide con el período de vacaciones estivales de la mayoría de los españoles.

En esta línea sale una medida a nuestro juicio vacía, como la de la reducción del IVA. El horizonte temporal de aplicación nos parece muy corto y el hecho de restringirla a viviendas de nueva construcción, un error. Podríamos preguntarnos qué sentido tiene. ¿Acaso se busca más avivar un sector caído en desgracia como el inmobiliario y dar salida a excedentes de vivienda más que ayudar al contribuyente a que acceda a una vivienda?. En cualquier caso, es una medida que además de precipitada, no concede opción al contribuyente de beneficiarse de la misma, puesto que todo el mundo sabe que el proceso de adquisición de vivienda, es largo, más si cabe ahora, cuando la búsqueda de financiación se torna en utopía.

Solicite más información:

Solicite ahora más información de los servicios de RZS Abogados sobre Planificación fiscal,

– Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.
– Llámenos al 915 433 123

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros