2 Min. de lectura

¿Qué tener en cuenta respecto a los Bonos de Fidelización ofrecidos por el Banco Santander a accionistas del Banco Popular?

La oferta de Bonos de Fidelización emitida en su día por El Banco Santander para compensar a determinados accionistas del Banco Popular ha tenido gran acogida entre los afectados, superando una adhesión superior al 65%, según ha anunciado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin embargo, aunque pareció una oferta llamativa, debido a su carácter compensatorio ante la inminente catástrofe financiera que suponía para todos los accionistas, el propio Banco Santander advirtió que los Bonos de Fidelización ofertados son instrumentos complejos, que pueden originar pérdidas a todos aquellos que acepten.

Es por eso, que debemos evaluar con crítica esta medida, y tener en cuenta varios aspectos respecto a este tipo de producto.

¿Qué es un Bono de Fidelización?

Los Bonos de Fidelización son obligaciones perpetuas contingentemente amortizables, es decir, la entidad que los ofrece no tiene la obligación de reembolsar su valor, ya que dicho reembolso estará sujeto a las circunstancias propias de la entidad bancaria y de su evolución en el mercado de valores.

Respecto al riesgo, parece evidente que estamos ante un instrumento financiero complejo que debe cumplir con todas las exigencias de información y clasificación de productos financieros especialmente las que se refieren a: información, liquidez y complejidad.

¿Por qué los ofrecieron?

El Banco Santander ha defendido el carácter de resarcimiento de dichos bonos. Aunque la compensación dependía del volumen de acciones que tenían los clientes, el objetivo de la entidad bancaria fue mostrar la oferta como una estrategia para contrarrestar las consecuencias negativas de la quiebra del Banco Popular.

Es verdad que, en el folleto actual de comercialización, la entidad bancaria advertía de los riesgos de manera más clara. Citaba textualmente: “Los Bonos de Fidelización podrían absorber pérdidas en caso de inviabilidad de Banco Santander o, precisamente, para evitarla mediante la reducción del principal (incluso hasta cero) o conversión en capital”.

Esto hace que, de alguna manera, se reconocía el riesgo inminente que conlleva la aceptación de estos productos y se proteja ante un desenlace de acontecimientos desfavorable en los que tenga que justificar su transparencia a la hora de comercializarlos.

Muchos expertos financieros, incluso, se han atrevido a afirmar que supuestamente, el Banco Santander busca la manera de esquivar las demandas potenciales de los afectados por la intervención del Popular que aceptan dicha oferta.

¿Si he aceptado los Bonos de Fidelización, no puedo reclamar?

Es importante dejar claro que la oferta y aceptación de dichos bonos no es más que un acuerdo extrajudicial, que tiene grandes consecuencias. La más importante es la renuncia expresa a emprender acciones judiciales contra el Banco emisor. Tal como lo indican en los documentos de aceptación “Dicha renuncia tiene carácter esencial para la adquisición, entrega y conservación de los Bonos de Fidelización en el marco de la acción de fidelización, por reflejar el compromiso de fidelización del beneficiario aceptante de la oferta”.

Además, dependiendo de la evolución en los mercados, el perjuicio puede llevarse a cabo o no, ya que, si dicho bono se revaloriza, el daño no se ha producido.

Desde RÂIZ Abogados, somos partidarios de analizar minuciosamente cada caso. Antes de iniciar cualquier acción, es importante un asesoramiento preciso de cara al beneficio de los afectados. Nuestra estrategia se basa en la clasificación de los clientes según las características de adquisición de las acciones.

Es por ello que, nuestro trato es personalizado otorgando la prioridad que cada cliente requiere. Puede contactarnos en el teléfono 915 433 123 o a través del formulario de nuestra web.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

*Imágenes diseñadas por Freepik

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros