2 Min. de lectura

¿Pueden considerarse las entidades arrendadoras de inmuebles Empresas de Reducida Dimensión?

La respuesta a la pregunta que da título a este artículo, no tendría por qué ser sencilla; pero al menos sí clara: Sí o no. Pues bien, parece ser que es un tema en el cual Agencia Tributaria (“AEAT”) y Tribunales no acaban de ponerse de acuerdo; incluso entre estos últimos (los Tribunales. ¿La consecuencia? – una terrible inseguridad jurídica y una marcada dificultad en aplicar lo que establece la Ley, por su compleja y subjetiva interpretación.

Pondremos el inicio del intento de dar solución a este asunto en una resolución emitida por el Tribunal Económico Administrativo Central (“TEAC”), para unificación de criterio, el 29 de enero de 2009, en la cual se resolvía que “no podía aplicarse el régimen de PYMES a las entidades de mera tenencia de bienes, como son las entidades dedicadas al arrendamiento de bienes; por no cumplir con los requisitos de disponer de un local afecto a la actividad económica y de un empleado con jornada laboral completa”. En la argumentación, se aludía al término “empresa” en cual se centra el Capítulo XII del Título VII de la Ley del Impuesto sobre Sociedades y como el mismo podía tener distintas connotaciones a de “entidad”. Concluía diciendo que las entidades dedicadas a la tenencia de bienes (por mucho que arrienden los mismos), no son consideradas empresa y que por ende no pueden aplicarse los beneficios fiscales dirigidos a Empresas de Reducida Dimensión.

Con esta doctrina, aunque pudiese resultar aberrante parecía que podía darse el caso por cerrado; sin embargo, el Tribunal Económico-Administrativo Regional (“TEAR”) de Valencia allá por el mes de febrero dictó un resolución contradiciendo el criterio establecido por el TEAC. En la misma; establecía que “basarse, para negar un incentivo fiscal, en la definición lingüística de la expresión utilizada en el título de un capítulo (sin contenido normativo), no es un argumento en absoluto suficiente para denegar la aplicación de un beneficio fiscal“. En este sentido (resolución contraria al criterio establecido por el TEAR), si bien con una conclusión menos rotunda se pronunció también el TEAR gallego con fecha 15 de diciembre de 2011.

Pues bien, recientemente el TEAR andaluz en resolución, de 3 de febrero de 2012, contradice las de sus compañeros jerárquicos y se alinea con el criterio establecido por el TEAC, concluyendo que “al obtener la entidad sus ingresos sólo del arrendamiento de inmuebles de los que es titular, no afectos ni relacionados con actividad económica de carácter empresarial, no le son de aplicación los incentivos fiscales previstos para las Empresas de Reducida Dimensión”.

A estas alturas de la historia, tan sólo nos queda esperar a ver cómo se van resolviendo asuntos relacionados con esta cuestión, no sin ensalzar que una vez más nuestros órganos administrativos lejos de unificar criterios siguen dando bandazos en sus resoluciones, aumentando la preocupante inseguridad jurídica reinante en este asuntos y muchos otros, dejando todo en manos de criterios interpretativos.

Solicite más información:

Solicite ahora más información sobre los servicios de RZS Abogados,
– Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.
– Llámenos al 915 433 123

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros