2 Min. de lectura

Preconcurso de acreedores de Pescanova

Hoy nos desayunamos con la noticia de que Pescanova ha solicitado el denominado preconcurso de acreedores del art. 5 bis LC, es decir, ha puesto en conocimiento del Juzgado de lo Mercantil que está negociando con sus principales acreedores un acuerdo de refinanciación o adhesiones a una Propuesta Anticipada de Convenio, para lo cual cuenta con un plazo de 3 meses más otro adicional para alcanzar dicho acuerdo o para presentar la solicitud de concurso, sea con adhesiones a una Propuesta Anticipada de Convenio o sin ellas.

Conforme a la información periodística, Pescanova pese a haber incrementado sus ventas y su resultado neto, está pasando por una situación de ahogo financiero, ya que su pasivo corriente no puede ser atendido con el circulante, lo que provoca una situación de iliquidez que le aboca a la solicitud de concurso. Esta situación deriva de las importantes inversiones acometidas por la sociedad en los últimos años a los efectos de garantizarse el abastecimiento de pescado (esencialmente en acuicultura y diversificación geográfica) frente al agotamiento de la pesca extractiva, históricamente la actividad principal de Pescanova.

Esta noticia ofrece variadas e interesantes perspectivas de la problemática concursal, de las cuales destacamos dos:

– Los acuerdos de refinanciación. Siempre según la información de los diarios económicos, parece que los acreedores financieros exigen a Pescanova la incorporación de un accionista o socio industrial, así como un cambio en la dirección del grupo. De estas exigencias podemos apuntar dos consideraciones:

a) La primera sería la relativa a la propia estructura del acuerdo de refinanciación, es decir, si se utilizará el escudo protector frente a las rescisorias concursales del art. 71.6 LC –parece un caso bastante claro de aplicación del mismo-, así como si, adicionalmente, el referido acuerdo se homologará judicialmente conforme a lo establecido en la Disposición Adicional 4ª, modificación estrella de la última (y denostada) reforma de la Ley Concursal. Esto dependerá de la alineación de intereses, actitud y coordinación del pool bancario.

b) Por otro lado, las exigencias anunciadas por la prensa, nos evocan la problemática del administrador de hecho o “shadow director” y las consecuencias que estas condiciones pueden tener en fase de calificación concursal ¿Acaso quién impone unos socios y gestores determinados no debe responder en caso de generación o agravamiento de la insolvencia por parte de éstos?

– El concurso del grupo de empresas. Aún no se sabe si la solicitud de preconcurso se presentó en nombre de la matriz, de las filiales, del grupo, de algunas sí y otras no…cuestión que la reforma operada por la Ley 38/2011 dejó sin resolver expresamente –ya que en el art. 5 bis LC no se hace una referencia expresa al grupo de empresas- aunque parece que una interpretación integradora de los arts. 5 bis y 25 LC nos debe conducir a aceptar esta posibilidad.

¿Necesita asesoramiento en materia de Concurso de Acreedores?:

Solicite ahora más información sobre los servicios relacionados con el Derecho Concursal y el Concurso de Acreedores que ofrecemos en RZS Abogados,

  • Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.
  • Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros