2 Min. de lectura

¿Tengo obligación de presentar el modelo 720? Parte II

La semana pasada publicábamos un artículo en relación con los requisitos sustantivos para presentar el modelo 720, dejando pendiente lo relativo a los requisitos cuantitativos, objeto del presente artículo.

Recordemos que el nacimiento de la obligación de presentar la declaración de bienes y derechos declarados en el extranjero nace cuando el conjunto de los bienes y derechos de cada uno de los tres bloques que serán especificados a continuación, considerados de manera individual, supere los 50.000 euros (es decir, se puede estar exonerado de declarar en un bloque de bienes, pero obligado en otro). Específicamente:

  • Información sobre las cuentas situadas en el extranjero abiertas en entidades que se dediquen al tráfico bancario o crediticio de las que sean titulares o beneficiarios o en las que figuren como autorizados o de alguna otra forma ostenten poder de disposición. Las cuentas corrientes se valoran por su saldo a 31 de diciembre de 2016 y el saldo medio del último trimestre.
  • Información de cualesquiera títulos, activos, valores o derechos representativos del capital social, fondos propios o patrimonio de todo tipo de entidades, o de la cesión a terceros de capitales propios, de los que sean titulares y que se encuentren depositados o situados en el extranjero, así como de los seguros de vida o invalidez de los que sean tomadores y de las rentas vitalicias o temporales de las que sean beneficiarios como consecuencia de la entrega de un capital en dinero, bienes muebles o inmuebles, contratados con entidades establecidas en el extranjero. Las acciones o participaciones, siguiendo las reglas del Impuesto sobre Patrimonio o por su cotización a cierre del ejercicio.
  • Información sobre los bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles de su titularidad situados en el extranjero. Los inmuebles por su precio de adquisición, incluyendo gastos inherentes a la compra e impuestos.

 

Habiéndose cumplido con alguna de las premisas que obligan a la presentación del mencionado modelo, la cuestión que nos planteamos es ¿en qué escenario tendrá el contribuyente la obligación de volverlo a presentar? Destacamos los dos supuestos principales:

  1. Establece la Agencia tributaria en su recopilatorio de preguntas frecuentes que una vez presentado el Modelo 720 respecto de una o varias de las obligaciones de información contenidas en el mismo, solamente deberá volver a presentarse este Modelo, cuando en relación con una o varias de estas obligaciones se produzca un incremento del límite conjunto establecido para cada bloque de información superior a 20.000 euros respecto del que determino la presentación de la última declaración.
  2. En todo caso es obligatoria la presentación del Modelo para los titulares, representantes, autorizados, beneficiarios, personas con poderes de disposición o titulares reales si dejaron de tener tal condición antes de fin de año, debiendo declararse el saldo a esa fecha. Cuando se cancela la posición de un elemento que ya sido declarado con anterioridad.

 

Desde RZS Abogados como especialistas en la defensa del contribuyente en procedimientos inspectores, precios de transferencia y planificación fiscal, podemos ayudarle a sentirse seguro.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros