2 Min. de lectura

Navidades electorales

Vivimos una época prenavideña marcada claramente por las elecciones. Y en Sevilla también por la crisis de Abengoa, de la que cada vez oímos peores noticias. Si algo tenemos que pedir este año, es que una empresa como ésa sea capaz de salir a flote, aunque no acabamos de percibir que esté recibiendo el apoyo que es necesario.

Pero cuando escribo resuenan todavía los ecos de un debate que me pareció realmente frustrante, con un nivel muy poco edificante. Si todo lo que tiene que ofrecer alguien como mejor baza es insultar a su contrario y si todo lo que hace ese contrario a pesar de su enorme experiencia es quedarse sin palabras e ir a remolque de las materias que introducía su oponente, es que no ha sido precisamente un debate de altura. No me gustó ninguno de los dos, como tampoco me gustaron mucho los demás en el famoso debate a 4 que también aportó muy poco. Y prácticamente sin hablar de Cataluña, con lo importante que es aclarar esa cuestión y unirse en ese tema para bien de España. Respecto a los nuevos partidos, si bien han cambiado la política, no conocemos realmente su capacidad, cuando actúan basados en el tirón de sus líderes y poco más. Pero habrá que ser optimistas cuando los últimos resultados electorales no han hecho sino darnos alegrías con esa derrota por fin en Argentina de la tal Kichner que esperemos sirva para impulsar un país que lo necesita. O con esa al final abortada victoria del Frente Nacional en Francia que creo en absoluto sería buena para Europa en este momento. O sobre todo con ese enorme batacazo del impresentable Maduro, que tiene a Venezuela con una inflación del 100% y con una recesión del 4% y que como esperábamos sencillamente no va a permitir que los ciudadanos decidan el futuro de su país porque para eso él es un “redentor” de la patria.

Y en medio de ello la enorme lección de ese hermano del Policía asesinado por el terrorismo islámico, que ha tenido que salir al paso de todo intento de usar la muerte de su hermano como arma electoral,afirmando por ejemplo que “Si hay que mejorar las condiciones de todos los que nos defienden, que se haga por una vez mostrando la unidad de un pueblo, todos juntos en una decisión única de combatir la sinrazón, y asegurar nuestras libertades y derechos frente a quienes nos las quieren arrebatar…”. Pues espero que sea cual sea el resultado, por encima de todo prime esa razón y la lucha contra quienes quieran arrebatárnosla. Porque lo peor han sido esas dos muertes de dos enormes servidores de España que reflejan un espíritu de servicio y una capacidad de sacrificio absolutamente ejemplares que debe emocionarnos y exigir a esos políticos que se afronte esa pelea sin fisuras en defensa de esos valores por los que ellos han otorgado su vida.

Manuel Salinero
Abogado RZS

Publicado en Viva Sevilla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

*Imágenes diseñadas por Freepik

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros