4 Min. de lectura

Métodos de valoración de operaciones vinculadas

La comprobación del principio de valor de mercado implica de manera explícita la comparación de las operaciones realizadas con partes vinculadas con aquellas ocurridas entre partes independientes en circunstancias comparables.

Dicha comparación se realizará a través de la aplicación de uno o más de entre los cinco métodos propuestos por el artículo 16.4 del TRLIS. Debemos destacar que estos métodos corresponden con los cinco métodos aceptados por la OCDE y, salvo pequeñas diferencias, sus criterios de aplicación en cuanto a técnica y jerarquía resultan homogéneos a nivel global.

Los métodos de valoración de operaciones vinculadas se dividen en dos grupos bien diferenciados:

(i) métodos directos (también llamados de la transacción o transaccionales), que analizan el precio pactado en una operación o conjunto homogéneo de operaciones (por ejemplo, la tasa de interés pactada en un préstamo o línea de préstamo).

(ii) los métodos del beneficio, que se aplican sobre los márgenes bruto o netos obtenidos por las partes en sus cuentas de resultados, y que analizan de manera indirecta el cumplimiento del valor de mercado a través de su impacto en el conjunto de las operaciones del contribuyente (por ejemplo, como afectó el gasto en servicios a los resultados a final del año del concesionario).

Conviene destacar que el régimen de precios de transferencia en España considera preferentemente la aplicación de los llamados métodos directos frente a los métodos indirectos. En ese sentido, se deberá aplicar siempre que sea posible un método directo para el análisis de una transacción y, en caso de no resultar adecuada su aplicación, justificarse.

Los métodos directos según la definición propuesta por el artículo 16.4 del TRLIS son los siguientes:

a) Método del precio libre comparable, por el que se compara el precio del bien o servicio en una operación entre personas o entidades vinculadas con el precio de un bien o servicio idéntico o de características similares en una operación entre personas o entidades independientes en circunstancias equiparables, efectuando, si fuera preciso, las correcciones necesarias para obtener la equivalencia y considerar las particularidades de la operación.”

Este método parte del razonamiento de que el precio pactado por un bien o servicio en una transacción entre partes vinculadas debería ser el mismo que el pactado entre partes no vinculadas, siempre y cuando las circunstancias que rodeen la operación sean equiparables (no existan diferencias entre ellas). Por su fiabilidad y por proponer la comparación más directa entre todos los métodos, este método goza de jerarquía absoluta en muchas legislaciones tributarias, no así en la española, que lo incluye como uno de los tres métodos directos.

La aplicación del método del precio libre comparable resulta especialmente útil en el análisis de ciertos tipos de operaciones vinculadas, especialmente financieras (por ejemplo, se compara la tasa de interés de un préstamo con otras tasas de mercado). Su aplicación se dificulta, sin embargo, debido al hecho de que pequeñas diferencias en las circunstancias de las operaciones a ser comparadas pudieran afectar significativamente el precio pactado (por ejemplo, diferencias en volumen, calidades, producto no homogéneos) así como a la dificultad muchas veces manifiesta de encontrar valores referenciales.

b) Método del coste incrementado, por el que se añade al valor de adquisición o coste de producción del bien o servicio el margen habitual en operaciones idénticas o similares con personas o entidades independientes o, en su defecto, el margen que personas o entidades independientes aplican a operaciones equiparables, efectuando, si fuera preciso, las correcciones necesarias para obtener la equivalencia y considerar las particularidades de la operación.”

El precio de adquisición o coste de producción del bien o servicio se incrementa en el margen que habitualmente obtiene el sujeto pasivo en operaciones equiparables con personas independientes o el que obtienen habitualmente las empresas que operan en el mismo sector en operaciones equiparables con personas o entidades independientes.

c) Método del precio de reventa, por el que se sustrae del precio de venta de un bien o servicio el margen que aplica el propio revendedor en operaciones idénticas o similares con personas o entidades independientes o, en su defecto, el margen que personas o entidades independientes aplican a operaciones equiparables, efectuando, si fuera preciso, las correcciones necesarias para obtener la equivalencia y considerar las particularidades de la operación.”

Por este método el valor normal de mercado se determina a partir del precio de venta del revendedor a terceros independientes, minorado en el margen que habitualmente obtiene en operaciones equiparables con entidades o personas independientes.

Los métodos indirectos según la definición propuesta por el artículo 16.4 del TRLIS son los siguientes:

a) Método de la distribución del resultado, por el que se asigna a cada persona o entidad vinculada que realice de forma conjunta una o varias operaciones la parte del resultado común derivado de dicha operación u operaciones, en función de un criterio que refleje adecuadamente las condiciones que habrían suscrito personas o entidades independientes en circunstancias similares.

El método de la distribución del resultado analiza como dos o más partes vinculadas reparten el resultado neto de una operación o conjunto de operaciones en la que participan de manera conjunta. Este método se basa en el análisis de los criterios que han empleado las partes deberá hacerse en función de un criterio que refleje adecuadamente las condiciones que habrían pactado partes independientes en circunstancias similares, como pueden ser los riesgos asumidos, funciones desempeñadas, etc.

Este método sólo será aplicable cuando no puedan aplicarse métodos directos. Generalmente se basa en la comparación de razones de rentabilidad neta financiera (retorno neto sobre ventas, retorno neto sobre costes totales, retorno neto sobre capital empleado, etc.)

b) Método del margen neto del conjunto de operaciones, por el que se atribuye a las operaciones realizadas con una persona o entidad vinculada el resultado neto, calculado sobre costes, ventas o la magnitud que resulte más adecuada en función de las características de las operaciones, que el contribuyente o, en su caso, terceros habrían obtenido en operaciones idénticas o similares realizadas entre partes independientes, efectuando, cuando sea preciso, las correcciones necesarias para obtener la equivalencia y considerar las particularidades de las operaciones.

Este método se basa en la determinación del beneficio de la operación a través de indicadores del beneficio neto, por ejemplo, la relación entre el beneficio de explotación y las ventas, y también se aplica en defecto de los métodos anteriores cuando no puedan utilizarse. Se analiza la naturaleza de valor de mercado de manera indirecta, observándose el impacto del precio de transferencia en el margen de rentabilidad neto del negocio.

Solicite más información:

Solicite ahora más información de los servicios de RZS Abogados sobre las Operaciones Vinculadas (Precios de Transferencia),

  • Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.
  • Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

*Imágenes diseñadas por Freepik

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros