5 Min. de lectura

Medidas de ámbito fiscal relevantes introducidas por la Ley 16/2012

A finales del año pasado, específicamente el día 28 de diciembre, se publicó en el BOE la Ley 16/2012, de 27 de diciembre, por la que se adoptan medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y el impulso de la actividad económica. Como viene siendo habitual en los últimos tiempos la misma incluye una serie de medidas de índole eminentemente tributario cuyo fin no es otro que el de consolidar las finanzas públicas, de tal forma que se corrijan con celeridad los principales desequilibrios que afectan a la economía española. Para ello se pretende incidir de manera directa sobre la reducción del déficit Público. Como viene siendo habitual en este Blog de RÂIZ, Abogados, en este artículo no va a analizarse el acierto o no de éstas medidas así como el efecto que pudiesen tener sobre la economía; sino que nos limitaremos a comentar las mencionadas medidas, destacando aquellas que encontramos más relevantes en el ámbito del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (en adelante “IRPF”) por un lado y del Impuesto sobre sociedades (en adelante “IS”) por otro. Específicamente:

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

1. Supresión de la deducción por inversión en vivienda habitual. Con efectos 01 de enero del 2013, por mucho que se establece un régimen transitorio en virtud del cual podrán seguir practicándose deducción aquellos contribuyentes que hubieran: (i) adquirido su vivienda habitual o satisfecho cantidades para su construcción con anterioridad a 1 de enero de 2013, (ii) satisfecho cantidades por obras de rehabilitación o (iii) ampliación de la vivienda habitual u obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de las personas con discapacidad con anterioridad a 1 de enero de 2013, siempre que las citadas obras estén terminadas antes de 1 de enero de 2017.

2. Modificación de las ganancias y pérdidas patrimoniales que se integran en la Base Imponible del Ahorro. Con la finalidad de penalizar fiscalmente los movimientos especulativos, en la base imponible del ahorro sólo se incluirán las ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales que hubieran permanecido en el patrimonio del contribuyente durante más de un año. El resto se integrará en la Base Imponible General del mismo. Asimismo, se limita el importe del saldo de las pérdidas de la Base Imponible General que pudiesen compensarse con el saldo positivo de los rendimientos e imputaciones de rentas a un 10% (cuando anteriormente era un 25%).

Impuesto sobre sociedades

1. Limitación a las amortizaciones fiscalmente deducibles. Medida por la que se deducirá en la Base Imponible el 70% de la amortización contable del inmovilizado material, intangible y de las inversiones inmobiliarias correspondientes a los períodos impositivos que se inicien dentro de los años 2013 y 2014, de aquellas sociedades que tengan la consideración de Gran Empresa. Con ello se pretende conseguir un aumento recaudatorio en concepto de IS.

2. Prórroga en la vigencia para el ejercicio 2013 del tipo de gravamen reducido por mantenimiento o creación de empleo.

3. Flexibilización en los criterios que permiten la aplicación del régimen fiscal especial de arrendamiento de viviendas. Específicamente, (i) se reduce el número mínimo de viviendas requerido y (ii) el período de tiempo en que deben mantenerse las mismas en arrendamiento, al tiempo que (iii) se suprimen los requisitos de tamaño de las viviendas.

A continuación procederemos a un breve análisis de dos medidas incluidas en la mencionada Ley 16/2012 a nuestro juicio muy trascendentes por la cantidad de opciones que intuimos pueden brindar al contribuyente.

1. Actualización de balances. Permitirá a los sujetos pasivos de IS e IRPF que realicen actividades empresariales y lleven su contabilidad conforme al Código de Comercio, así como a los sujetos pasivos de IRNR que realicen en España actividades por medio de un Establecimiento Permanente acogerse a una actualización de valores de manera voluntaria. ¿Qué será actualizable?

1. Los elementos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias situados tanto en España como en el extranjero. Importante destacar que:

– Deberán estar afectos a la actividad económica, en el caso de contribuyentes del IRPF.

– Deberán estar afectos al EP en caso de contribuyentes IRNR con EP.

2. Los elementos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias adquiridos en régimen de arrendamiento financiero, pero los efectos de la actualización estarán condicionados, con carácter resolutorio, al ejercicio de la opción de compra.

3. Los elementos patrimoniales correspondientes a acuerdos de concesión registrados como activo intangible por las empresas concesionarias.

El importe de la revalorización se llevará a la cuenta de fondos propios llamada “reserva de revalorización de la Ley 16/2012, de 27 de diciembre”, mientras que los sujetos pasivos de IRPF deberán llevar el importe de las revalorización al libro registro de bienes de inversión.

Esta actualización de balances estará sujeta a un tipo de gravamen único del 5% sobre el importe de la revalorización. En nuestra opinión esta es una medida muy interesante, sin embargo llega en un momento en el que la liquidez de las empresas brilla por su ausencia.

2. Modificación de la Ley 11/2009 por la que se regulan las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (en adelante “SOCIMI”). La mencionada modificación flexibiliza algunos de los requisitos exigidos para la aplicación del Régimen Fiscal Especial, fijando del mismo modo un tipo de gravamen del 0% para éstas, respecto de las rentas que procedan del desarrollo de su objeto social y finalidad específica. Destacando:

  • Debiendo ser las SOCIMI sociedades anónimas cotizadas, su capital social mínimo deberá de ser de 5 millones de euros (anteriormente era de 15 millones de euros). Sólo podrán tener una clase de acciones y habrán de incluir en su denominación social la indicación “Sociedad Cotizada de Inversión en el Mercado Inmobiliario, Sociedad Anónima”, o su abreviatura, “SOCIMI, S.A.”.
  • Se flexibiliza el régimen permitiendo que las entidades en las que participe una SOCIMI con el mismo régimen que éstas puedan promover inmuebles.
  • La obligación de reparto de los beneficios que no provienen de dividendos en participadas o de la transmisión de inmuebles para arrendar desciende del 90 al 80%.
  • Disminuye el plazo en el que tienen que estar arrendados los inmuebles promovidos por la entidad, de 7 a 3 años. Este plazo de mantenimiento de tres años también aplica a las participaciones en entidades que cualifican como inversión apta para el régimen.
  • Se elimina el requisito de diversificación de la inversión en al menos tres inmuebles. El régimen anterior exigía que la SOCIMI poseyera al menos tres inmuebles, y que ninguno de ellos representara más del 40% del activo de la entidad.
  • No se pone límite a la financiación ajena. A diferencia del régimen anterior, no se establece en el nuevo régimen limitación alguna en relación con los límites de financiación que pueden alcanzar estas entidades. Se elimina, por lo tanto, el límite anterior que establecía que la financiación ajena de las SOCIMI no podría superar el 70% del activo de la entidad.

Por último y para poner fin a este artículo nos gustaría destacar un hecho curioso, y es que con efectos 1 de enero de 2013, entra en vigor mediante la Ley de referencia el impuesto sobre depósitos en entidades de crédito en el territorio español. Dicho impuesto, tiene una naturaleza NO recaudatoria, estableciendo un tipo de gravamen del 0% sobre los depósitos bancarios, con el fin de establecer de nuevo una armonía fiscal que estaba viéndose mermada por el hecho de que cada comunidad autónoma decidiera legislar sobre esta materia (encontramos ejemplos claros en Extremadura, Canarias y Andalucía, siendo caso aparte el de Catalunya). Un mismo hecho imponible no puede ser gravado 2 veces, por lo que con este Impuesto se evita que cada comunidad tome sus decisiones a este respecto.

¿Necesita asesoramiento en materia de fiscalidad y tributación?:

Solicite ahora más información sobre los servicios relacionados con la Fiscalidad y Tributación que ofrecemos en RZS Abogados,

  • Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.
  • Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

*Imágenes diseñadas por Freepik

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros