2 Min. de lectura

Más guerra

No veo otra salida que seguir hablando de lo mismo en esta columna, esto es, de la guerra que se libra por la agresión que sufrimos de quienes dicen actuar en nombre de Alá. Es verdaderamente impresionante lo sucedido en Malí como un episodio más de esa guerra que es necesario afrontar no sólo en Europa o Asia, sino también en Africa, donde asimismo los fanáticos sostienen en sus manos territorios enteros y donde asesinan y violan a diario sin parar.

Hay quien sostiene que no es una guerra porque no hablamos de ejércitos enfrentados sin más. Pero yo creo que el nombre es lo de menos, porque la realidad es que cabe hablar de una guerra terrorista mundial declarada que hace que nada menos que la capital de Europa y sede de la OTAN está absolutamente paralizada durante días por la búsqueda de alguno de ésos que libran la guerra y por el miedo a un posible nuevo atentado. Nunca cabía pensar que íbamos aver algo semejante, que entre otras cosas pone de manifiesto que toda esa amenaza se ha gestionado muy mal y se estaba construyendo esa guerra desde dentro sin que en buena parte se enteraran de ella, con una injustificada suficiencia ante ese fenómeno que ahora tiene a ese país maniatado.

Estoy de acuerdo con el Papa en que es necesario que los líderes islámicos condenen claramente el terrorismo. Y cabe indignarse con quienes vuelven a ejercer el buenismo o vuelven a cuestionar actuaciones de dirigentes cuyas ideas no comparten para intentar nada menos que justificar la muerte de decenas de españoles en nuestro propio suelo. No puedo sino hacerme eco del magnífico artículo de John Carlin que desgrana lo absurdo que es la pretensión de culpar a Occidente, para terminardiciendo que es hora de que los tontos útiles dejen de serlo y se definan, empezando por identificar sin ambages a quien hoy es el principal enemigo de la humanidad. Porquecuando aparezca el yihadista con una kalashnikov en un bar o en un teatro y empiece a liquidar gente uno por por uno, no preguntará si su siguiente víctima es de izquierdas o de derechas, progresista o neoliberal. Matará, como una peste, sin prejuicio y sin piedad…

Escribimos sin saber si cuando el artículo se publique habremos quedadoanticuados por nuevos atentados o nuevas noticias de ese ataque que estamos sufriendo. Hemos de afrontarlo y frenarlo bajo esaactuación que encabezan los franceses y a la que esperemos sean capaces de unirse todos.

Manuel Salinero González-Piñero
Abogado RZS

Publicado en Viva Sevilla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros