2 Min. de lectura

Limitación a la deducción por doble imposición interna

Tal y como recoge la exposición de motivos de la Ley 27/2014, uno de los aspectos más novedosos de esta Ley es el tratamiento de la doble imposición. Tras el dictamen motivado de la Comisión Europea n.º 2010/4111, relativo al tratamiento fiscal de los dividendos, se incorpora un régimen de exención general para participaciones significativas. con dos objetivos fundamentales: (i) equiparar el tratamiento de las rentas derivadas de participaciones en entidades residentes y no residentes, tanto en materia de dividendos como de transmisión de las mismas, y (ii) establecer un régimen de exención general en el ámbito de las participaciones significativas en entidades residentes.

Este nuevo mecanismo de exención constituye un mecanismo de indudable relevancia para favorecer la competitividad y la internacionalización de las empresas españolas. Asimismo, el régimen de exención en el tratamiento de las plusvalías de origen interno simplifica considerablemente la situación previa, que incluía un complejo mecanismo para garantizar la eliminación de la doble imposición.

No obstante la nueva normativa ha introducido un apartado para prevenir el uso de sociedades instrumentales, que en nuestra opinión debe ser tenida en cuenta por los asesores fiscales cuando analizamos determinadas operaciones de reestructuración.

Dispone el art.21.1 a) apartado tercero “En el supuesto de que la entidad participada obtenga dividendos, participaciones en beneficios o rentas derivadas de la transmisión de valores representativos del capital o de los fondos propios de entidades en más del 70 por ciento de sus ingresos, la aplicación de esta exención respecto de dichas rentas requerirá que el contribuyente tenga una participación indirecta en esas entidades que cumpla los requisitos señalados en esta letra” es decir porcentaje de participación directa o indirecta en el capital de la entidad sea al menos del 5% o bien el valor de la participación superior a 20 millones de euros.

En este sentido si la sociedad vehículo, situada entre un holding y la sociedad productiva, fuese una sociedad “patrimonial” cuyas rentas, en más de 70%, estuviesen constituidas por dividendos y rentas derivadas de la transmisión de participaciones sobre las que no hubiese tributado (aplicación de la exención), para que la holding pudiese aplicar las exenciones en dividendos y rentas derivadas de transmisión de participaciones de al menos el 5%, sería necesario que su participación indirecta en las sociedades participadas por la sociedad vehículo también alcanzase al menos el 5%.

Por lo tanto desde el 1 de enero de 2015 la Sociedad 1 que participa en la Sociedad Instrumental en un 20% no tendrá derecho a la exención regulada en el art.21 al tener una participación indirecta en la Sociedad Operativa del 2%.

¿Necesita asesoramiento sobre Planificación Fiscal y Tributación?:

Solicite ahora más información sobre los servicios relacionados con la Fiscalidad internacional, Planificación fiscal, Reestructuraciones empresariales y Empresa familiar, que ofrecemos en RZS Abogados de empresa:

– Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.

– Envíenos un email y uno de nuestros abogados se pondrá en contacto con usted.

– Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros