6 Min. de lectura

Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización (modificaciones Impuesto de Sociedades)

El pasado 19 de septiembre el Congreso aprobaba la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización (en adelante la “Ley de emprendedores”), siendo ésta publicada en el BOE el posterior sábado 28. Ley cuya publicación se ha ido demorando, tras varios proyectos de Ley y distintos debates parlamentarios. No será objeto de este artículo, juzgar las debilidades o fortalezas de las medidas adoptadas, sino ofrecer un acercamiento a las mismas, especialmente, a aquellas que tengan repercusión de índole fiscal.

Por lo extenso del texto y las numerosas medidas contenidas en el mismo, RZS Abogados apuesta por la emisión de distintos artículos focalizados en “desgranar” las modificaciones / innovaciones normativas, según el Impuesto sobre el cual tienen repercusión (Sociedades, IVA, IRPF, etc…). Una vez dicho esto, decir que en el presente artículo trataremos las novedades fiscales relativas al Impuesto sobre Sociedades (en adelante “IS”), entre las cuales, destacamos:

1. Reforma en el régimen de reducción de las rentas procedentes de determinados intangibles: Esta figura, también conocida como “patent Box” y regulada en el artículo 23 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (en adelante “TRLIS”), en su regulación inicial consistía básicamente en la posibilidad de aplicar, en el IS, una reducción del 50% sobre los ingresos procedentes de la cesión del derecho de uso o de explotación de patentes, dibujos o modelos, planos, fórmulas o procedimientos secretos, o de informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas; siempre que tales activos hubieran sido creados por la entidad cedente, y bajo determinados requisitos.

a. Cuándo: Efectos para las cesiones de activos intangibles que se realicen a partir del 29 de septiembre de 2013

b. Cambios introducidos:

I. El incentivo no solo se aplicará a la cesión de activos intangibles, sino también a la transmisión de dichos intangibles, siempre y cuando la transmisión se haga entre entidades que no formen parte de un grupo mercantil del artículo 42 del Código de Comercio. Incompatibilidad de la reducción con la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios.

II. Incremento del porcentaje de reducción; que pasa del 50% al 60% sobre la base. L mencionada base, ahora estará formada por las rentas (no por los ingresos cómo hasta ahora). Se entenderá por renta la diferencia positiva entre los ingresos del ejercicio procedentes de la cesión del derecho de uso o de explotación de los activos, y las cantidades que sean deducidas en concepto de amortizaciones, deterioros y gastos del ejercicio directamente relacionados con el intangible. En caso de activos no reconocidos en el balance, se entiende por rentas el 80% de los ingresos procedentes de su cesión.

III. Flexibilización de los requisitos para la aplicación de este incentivo:

Será suficiente que la entidad cedente / transmitente haya participado en la creación del activo en, al menos, un 25% de su coste.

Será posible su aplicación, por mucho que el cesionario resida en un país o territorio de nula tributación o considerado paraíso fiscal, siempre que esté situado en un Estado miembro de la Unión Europea y se acredite que la operativa responde a motivos económicos válidos.

IV. Se elimina el límite máximo en función del coste (hasta ahora, sólo cabía la reducción hasta el ejercicio en el que se superara el coste multiplicado por seis).

V. Cesiones realizadas entre entidades pertenecientes al mismo grupo de consolidación fiscal: Se introduce obligación de documentar las operaciones que den lugar a la aplicación del incentivo de acuerdo con lo establecido en el artículo 16.2 del TRLIS (operaciones vinculadas).

VI. Se prevé la posibilidad de solicitar a la AEAT Acuerdos Previos de Valoración de los ingresos procedentes de la cesión de los activos y los gastos asociados, o de las rentas derivadas de la transmisión. Procedimientos sujetos a desarrollo reglamentario.

2. Deducción por inversión de beneficios (nuevo artículo 37 del TRLIS):

a. Quién / Cuándo: La deducción será aplicable a las empresas que cumplan los requisitos del régimen de empresas de reducida dimensión, que surtirá efectos para los beneficios que se generen en periodos impositivos que se inicien a partir de 1 de enero de 2013. La deducción se practicará sobre la cuota íntegra correspondiente al período impositivo en que se efectúa la inversión.

b. Cálculo de la deducción: El importe de esta asciende al 10% (5% en caso de microempresas) de los beneficios del ejercicio, sin incluir la contabilización del IS, que se inviertan en elementos nuevos del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias, afectos a actividades económicas, ajustado por un determinado coeficiente.

I. Cálculo del coeficiente: Resultado redondeado con dos decimales por defecto, de dividir:

  • Numerador: Beneficios obtenidos en el ejercicio, sin incluir la contabilización del IS, minorados por aquellas rentas o ingresos que sean objeto de exención, reducción, bonificación, deducción por depreciación monetaria o deducción por doble imposición, exclusivamente en la parte exenta, reducida, bonificada, o deducida en la base imponible, o bien que hayan generado derecho a deducción en la cuota íntegra,
  • Denominador: Beneficios obtenidos en el ejercicio, sin incluir la contabilización del IS.

c. Requisitos de la inversión

  • Deberá de realizarse en elementos nuevos del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas. En entidades qué tributen en Régimen de consolidación fiscal, la inversión podrá ser efectuada por cualquier entidad que forme parte del grupo.
  • Plazo: Entre el inicio del período impositivo en que se obtienen los beneficios objeto de inversión y los dos años posteriores o, excepcionalmente, de acuerdo con un plan especial de inversión aprobado por la Administración tributaria a propuesta del sujeto pasivo.
  • Los elementos patrimoniales objeto de inversión deben permanecer en funcionamiento en el patrimonio de la entidad, salvo pérdida justificada, durante un plazo de 5 años, o durante su vida útil, si fuera menor. No obstante, no se perderá la deducción si se produce la transmisión de los elementos patrimoniales objeto de inversión antes de la finalización de este plazo y se reinvierte el importe obtenido o el valor neto contable del activo, si fuera menor.

d. Mención en la memoria de las cuentas anuales de la siguiente información:

  • El importe de los beneficios acogido a la deducción y el ejercicio en el que se obtuvieron.
  • La reserva indisponible que debe figurar dotada.
  • La identificación e importe de los elementos adquiridos.
  • La fecha o fechas en que los elementos han sido objeto de adquisición y afectación a la actividad económica.

3. Flexibilización de las condiciones de aplicación de la deducción por Investigación y Desarrollo e innovación tecnológica (nuevos apartados 2 y 3 del artículo 44 del TRLIS): Como novedad, las entidades sujetas al tipo general de gravamen (35%) o a la escala 25-30% establecida para las entidades acogidas al régimen especial de empresas de reducida dimensión, se les brinda la posibilidad de escoger entre dos alternativas:

a. La regulada en el artículo 44.1 del TRLIS – Limita la aplicación del total de deducciones generadas para incentivar la realización de determinadas actividades (incluyendo la deducción por I+D+I) a un 35% de la cuota íntegra minorada en las deducciones para evitar la doble imposición y las bonificaciones (límite que es del 60% bajo determinadas condiciones).

b. La establecida por esta Ley en el artículo 44.2 TRLIS (novedad), que consiste en aplicar la deducción, sin sujeción a ningún límite de cuota íntegra, pero con un descuento de un 20% sobre su importe (cantidad que no se guarda para aplicarse a ejercicios futuros), dando lugar, en caso de insuficiencia de cuota, al abono del exceso al sujeto pasivo por parte de la Administración tributaria.

La aplicación de la nueva alternativa (punto 3.b.), vendrá condicionada al cumplimiento de una serie de requisitos:

I. Que transcurra, al menos, un año desde la finalización del período impositivo en que se generó la deducción, sin que la misma haya sido objeto de aplicación.

II. Mantenimiento de la plantilla media o, alternativamente, la plantilla media adscrita a actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica desde el final del período impositivo en que se generó la deducción hasta 24 meses posteriores.

III. Que en los 24 meses siguientes a la finalización del período impositivo en cuya declaración se realice la correspondiente aplicación o abono, se destine un importe equivalente a la deducción aplicada o abonada a gastos de investigación y desarrollo e innovación tecnológica o inversiones en elementos del inmovilizado material o activo intangible exclusivamente afectos a dichas actividades, excluidos los inmuebles.

IV. Que se haya obtenido un informe motivado sobre la calificación de la actividad como investigación y desarrollo o innovación tecnológica o un acuerdo previo de valoración de los gastos e inversiones correspondientes a dichas actividades.

Por último y en cuanto a los límites cuantitativos, se establece que el importe total de deducciones aplicadas o abonadas bajo este nuevo sistema no podrá superar 3 millones de euros anuales, existiendo, adicionalmente un límite anual específico de un millón de euros para las deducciones totales aplicadas o abonadas que se correspondan con innovación tecnológica.

4. Tipo impositivo para sociedades de nueva creación: Por último recordar El Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero y posterior Ley 11/2013, de 26 de julio, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo introdujo una escala de gravamen para las entidades de nueva creación constituidas a partir de 1 de enero de 2013. Específicamente:

a. Por la parte de base imponible comprendida entre 0 y 300.000 euros, se establecía un tipo del 15 por ciento.

b. Por la parte de base imponible restante, un tipo de 20 por ciento.

Esperando que el presente artículo pueda servir de utilidad, recordar que el mismo forma parte de una colección cuyo fin es el de acercarlo a las modificaciones normativas introducidas por la Ley de Emprendedores. Adelantar que el próximo girará en torno a las modificaciones sufridas por el IVA.

¿Necesita asesoramiento en materia de fiscalidad y tributación de empresas y emprendedores?:

Solicite ahora más información sobre los servicios relacionados con la Fiscalidad y Tributación de las empresas y emprendedores que ofrecemos en RZS Abogados,

  • Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.
  • Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

*Imágenes diseñadas por Freepik

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros