5 Min. de lectura

La reforma fiscal que viene en 2015

Con fecha 14 de marzo de 2014, se presentaba al Consejo de Ministros el Informe de la Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Tributario Español. Según se establece en el mencionado Informe, plantea una reforma integral del sistema fiscal que contribuya a la modernización de la economía española, destacando aspectos como (i) la consolidación fiscal, (ii) la mejora de la competitividad de la economía, (iii) el incremento del ahorro de las economías domésticas y (iv) el aumento del empleo, manteniendo en todo caso la compatibilidad del sistema fiscal con las proyecciones de déficit público. A tal efecto y en aras de ver materializados los mencionados objetivos, se establece como una necesidad, el hecho de desplazar la carga tributaria desde la imposición directa y las contribuciones sociales a la imposición indirecta y medioambiental, desarrollando propuestas dirigidas a la recomposición y simplificación de las bases de todos los tributos, actualmente limitadas por numerosas exenciones, bonificaciones y deducciones.

Como medios para la consecución de tan ambicioso objetivo destacar: (i) la reducción de los Impuestos Directos, mediante la reducción de los tipo / tarifas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante “IRPF”) e Impuesto sobre Sociedades (en adelante “IS”), la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio (en adelante “IP”) y una mayor coordinación en el Impuesto sobre Sucesiones, etc… y (ii) La financiación compensada de la reducción de impuestos directos, eminentemente mediante la eliminación de exenciones, reducciones y bonificaciones y la lucha contra el fraude fiscal (módulos, mayor control patrimonial, etc…).

A continuación y como viene siendo habitual ya en este Blog, sin entrar en valoraciones subjetivas en relación al acierto o error, procederemos a destacar aquellas medidas que consideramos más relevantes. Las mismas serán agrupadas según el impuesto sobre el cual tendrán efectos. Antes indicar que la previsión (sin ser ésta firme todavía), es que las medidas contempladas en el mencionado informe vayan incorporándose progresivamente desde inicio del ejercicio 2015.

1. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

a) Importante reducción de Tarifas y Tipos: Tras la subida del IRPF aprobada por el Ejecutivo en diciembre de 2011, España es el tercer país con el tipo más alto de las 30 mayores economías europeas, como señala el último European Tax Handbook sobre fiscalidad continental. Se pretende hacer cambios: (i) tanto en la Base general: Reduciendo la tarifa progresiva a cuatro tramos y rebajando tipos mínimos (en torno al 20%) y máximos (aproximándolos a la media europea) (ii) como en la Base del ahorro, estableciendo un tipo único similar al mínimo de la actual tarifa progresiva.

b) Recomposición de las bases: Eliminando exenciones, reducciones, etc…

c) Desaparición de los métodos objetivos (conocidos comúnmente como módulos)

d) Homogeneización del tratamiento para Ganancias y pérdidas patrimoniales: No distinguiendo por plazo de obtención (más / menos de un año), no corrigiendo la depreciación monetaria, posibilitando la compensación limitada de pérdidas patrimoniales con otros rendimientos de capital, etc…

e) Plazo “razonable” para poner fin a la deducción por adquisición de vivienda.

f) Límites menores para la exigencia de declaración: Lo que provocaría un mayor volumen de obligados a realizar la declaración, y presumiblemente un mayor ingreso fiscal.

2. Impuesto sobre Sociedades: Como se verá lo que se pretende es una simplificación del impuesto hasta el extremo:

a) Destaca la pretensión de eliminar las exenciones, reducciones, bonificaciones, etc. En aras de incrementar la factura fiscal de las sociedades.

b) Se prevé una revisión de los coeficientes de amortización, (i) simplificando las tablas por un lado y (ii) eliminando las amortizaciones aceleradas y la libertad de amortización por otro.

c) La no deducción de pérdidas y depreciaciones hasta su efectiva realización, así como la no corrección monetaria en pérdidas y ganancias patrimoniales.

d) Cambios en la exención por la doble imposición de dividendos, específicamente:

i. Interna: Sólo si la participación en el capital de la sociedad pagadora es superior al 5%.
ii. Internacional: Sólo si el gravamen en el extranjero es superior al 10% del beneficio allí obtenido.

e) Eliminar el Régimen Especial de Empresas de Reducida Dimensión.

f) Como contrapunto a las mencionadas medidas se prevé una importante reducción en el tipo general de gravamen (20 – 25%)

3. Imposición patrimonial: Incluyendo este apartado lo relativo a Impuesto sobre Patrimonio (en adelante “IP), Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (en adelante “ISD”) e Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (en adelante “ITPyAJD”). A tal efecto se pretende dar cumplimiento a la petición europea de aumentar la tributación a la vivienda y reducir la de las transmisiones.

a) Se pretende la desaparición definitiva del Impuesto de Patrimonio.

b) La Comisión propone crear una tributación mínima por ISD en todo el territorio nacional (hoy en día la tributación en muchas comunidades por este impuesto es simbólica, por las elevadas bonificaciones en cuota existentes en muchas Comunidades).

i. Los mismos expertos consideran que esa imposición mínima debería contar con una tarifa impositiva (tanto en herencias como en donaciones) que discrimine exclusivamente en función del grado de parentesco.

ii. Se prevé un tipo de entre el 4 y el 10% según la Comunidad Autónoma.

c) Se contempla la desaparición progresiva de ITPyADJ, específicamente para (i) bienes ya gravados en su día por el IVA y (ii) por su incompatibilidad con el nuevo IBI nacional.

4. Imposición especial y medioambiental: Como se comentaba al inicio de este post la rebaja impositiva protagonizada por la tributación directa tendrá su contrapunto en la indirecta y aquella relacionada con impuestos especiales o medioambientales:

a. Los impuestos especiales relativos a tabaco y alcohol sufrirán incrementos progresivos hasta alcanzar la media europea (si bien se contempla establecer un impuesto reducido sobre el vino, como sucede en Francia).

b. Revisión de impuestos medioambientales (Impuesto sobre Hidrocarburos e Impuesto sobre el Carbón, Impuesto sobre la Electricidad, etc…), con la principal intención de penalizar fiscalmente aquellas actividades y productos que más dañan el medio ambiente.

i. En esta línea, se especula con la creación de un nuevo impuesto sobre residuos nucleares.

En conclusión y a expensas de ver como finalmente se consolidan las medidas planteadas nos parece una reforma “positiva y razonable” en varios aspectos, específicamente en: (i) la despenalización al ahorro a través de las medidas en IRPF y supresión del IP y (ii) la simplificación de la mayoría de los impuestos de carácter directo (IRPF, IS…). Como hemos venido indicando a lo largo de este comentario, vemos coherente la relajación de la presión fiscal al contribuyente a través de las medidas sobre impuestos directos, trasladando la misma a los impuestos indirectos o medioambientales.

Por último, destacar como elemento más conflictivo la penalización que se prevé que sufra el ISD, al establecer una tributación mínima a nivel nacional perjudicando esto a los contribuyentes afincados en determinadas Comunidades Autónomas; sin embargo tiene toda su lógica, y es que es un elemento en algunos casos definitivo para que el ciudadano medio decida su lugar de “última” residencia. A raíz de este hecho entendemos que se pondrán en boga de nuevo las típicas estructuras patrimoniales para conseguir las bonificaciones por empresa familiar en el ISD.

¿Necesita asesoramiento sobre Planificación Fiscal?:

Solicite ahora más información sobre los servicios relacionados con la reclamación la Planificación Fiscal que ofrecemos en RZS Abogados:

– Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.

– Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros