4 Min. de lectura

Inversión del sujeto pasivo en las ejecuciones de obra

La Ley 7/2012 de medidas de prevención y lucha contra el fraude publicada en el BOE el pasado 29 de octubre establecía múltiples novedades en diversos ámbitos; algunas de las cuales ya han sido analizadas en este blog. Sirva el presente artículo para comentar en profundidad la relativa a la modificación de la norma del Impuesto sobre el Valor Añadido (en adelante “IVA”); específicamente la relativa a la inversión del sujeto pasivo en las ejecuciones de obra.

Con esta medida se pretende evitar el perjuicio que se produce a la Hacienda Pública cuando el IVA no se ingresa en el Tesoro y, a continuación, se solicita el aplazamiento o se declara el concurso de la entidad transmitente. En otras palabras y por poner un ejemplo; imaginen que la sociedad A factura a la sociedad B un importe de X euros, sin embargo en lugar de ingresar el IVA repercutido que debiese (la Sociedad A) procede a solicitar un aplazamiento o en su defecto a presentar un concurso de acreedores (lo conocido anteriormente como suspensión de pagos). La sociedad A no habría ingresado la cantidad relativa al IVA en el Tesoro, mientras que la sociedad B por su lado y en su derecho habría procedido a solicitar la devolución / compensación de la cuantía de IVA que pago en la operación comentada. Como se aprecia, el daño a la Hacienda Pública es doble, pues el IVA no ingresado es deducido por el adquirente (la Sociedad B). Con el mecanismo de la inversión del sujeto pasivo se garantiza la neutralidad del impuesto, evitando el perjuicio para la Hacienda Pública en supuestos como el descrito. Entendiendo de este modo el por qué de la medida, a continuación vamos a intentar dar respuesta a las principales respuestas que pueden girar en torno a la misma, con el fin de facilitar su comprensión al contribuyente.

¿Qué ha introducido la Ley 7/2012 con respecto a la inversión del sujeto pasivo en las ejecuciones de obra? Específicamente la letra f) del apartado 2º del art. 84.Uno estableciendo:

“Artículo 84 Sujetos pasivos

Uno. Serán sujetos pasivos del Impuesto:

2.º Los empresarios o profesionales para quienes se realicen las operaciones sujetas al Impuesto en los supuestos que se indican a continuación:

(…)

f) Cuando se trate de ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, así como las cesiones de personal para su realización, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista que tengan por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones.

Lo establecido en el párrafo anterior será también de aplicación cuando los destinatarios de las operaciones sean a su vez el contratista principal u otros subcontratistas en las condiciones señaladas.”

¿Cuándo entrará en vigor esta norma? Este cambio, tendrá trascendencia para todas aquellas operaciones devengadas a partir del 31 de octubre de 2012 (éste inclusive).

¿Quién será sujeto pasivo del impuesto (IVA) a raíz de la entrada en vigor de esta modificación? El empresario o profesional destinatario de la operación y no quien las entregue / preste. La implicación de esta modificación será que quien realiza la obra cumpliendo con los requisitos establecidos en el mencionado artículo, deberá de emitir factura sin repercutir cuota alguna de IVA. El receptor de la misma (el empresario o profesional) adquirirá la condición de sujeto pasivo; soportando y auto repercutiéndose el IVA en un mismo acto garantizando la neutralidad del IVA, como será visto más adelante.
¿Cuándo se aplicará por tanto la inversión del sujeto pasivo? La inversión del sujeto pasivo operará en las ejecuciones de obras que tengan por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones.

¿Qué efectos trae consigo esta modificación? Siempre y cuando las ejecuciones de obras tengan por objeto el mencionado en el párrafo anterior y esté dirigida a otro contratista principal o a un promotor que actúa como empresario o profesional, el contratista o subcontratista emitirá una factura sin IVA (recordemos que la operación está sujeta y no exenta de IVA) y será el destinatario de las ejecuciones de obras, el promotor o contratista principal, quien deberá auto-repercutirse el IVA en las declaraciones periódicas de IVA.

Recordemos al lector que ya no existe obligación de realizar autofactura (siendo este requisito suprimido para estos casos por el artículo 79.nueve de la Ley del IVA).

Consideramos importante destacar que la novedad de esta medida provoca que todavía no se hayan producido consultas / resoluciones en relación a la misma. Es más, en nuestro día a día vemos que están surgiendo muchas dudas en torno a la misma y se espera un desarrollo reglamentario a ésta. En nuestra opinión el año empieza como terminó, con medidas cuyo fin es loable y totalmente comprensible pero las cuales provocan al contribuyente la inseguridad jurídica de siempre.

Desde aquí y a la espera de que se lance un poco más de luz sobre este tema no nos queda otra que dar algunas nociones en aras de dotar al contribuyente de mayor seguridad jurídica, entre las cuales destacamos:

1. En caso de que la ejecución de obra fuese dirigida a una persona particular / física que no tiene la condición de sujeto pasivo del IVA se facturará la ejecución de obra al particular aplicando el tipo impositivo que corresponda.

2. En caso de emitir factura sin IVA por entender que se trata de una operación con inversión del sujeto pasivo, deberá de hacer constar en la misma la siguiente leyenda: “Operación con inversión del sujeto pasivo de acuerdo al Art.84 de la Ley del IVA”.

3. Por último se recomienda que se solicite al promotor o contratista que manifieste por escrito que la ejecución de obra que se contrata, “es consecuencia de un contrato directamente formalizado entre el promotor y el contratista que tengan por objeto”.

Seguiremos atentos a las comunicaciones de la Administración al respecto de este tema, pues estamos seguros que de una manera u otra deberá pronunciarse al respecto aclarando diversas cuestiones a tenor de esta medida englobada en la Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude.

¿Necesita asesoramiento en materia de fiscalidad y tributación?:

Solicite ahora más información sobre los servicios relacionados con la Fiscalidad y Tributación que ofrecemos en RZS Abogados,

– Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.

– Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros