2 Min. de lectura

¿Tienen derecho a reducción en el IRPF los rendimientos irregulares que no son habituales?

En la profesión del abogado (pero no en exclusiva en esta) puede darse el caso en el cual se prestan servicios relacionados con un asunto cuyos honorarios de devengarán con la resolución de este. En esta situación puede ocurrir que, por circunstancias ajenas al mismo, el cobro de sus honorarios se demore en el tiempo. Hasta la fecha, existían fundadas dudas de si procedía o no la aplicación de la reducción en el IRPF del 30% (anteriormente y previa a la reforma fiscal, el 40%) sobre tal ingreso al momento de cobro. La mencionada reducción se recoge la Ley del IRPF en su artículo 32.1: “Los rendimientos netos con un período de generación superior a dos años, así como aquéllos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, se reducirán en un 30 por ciento, cuando, en ambos casos, se imputen en un único período impositivo.

El Tribunal Supremo en su sentencia de 19 de marzo de 2018, pone fin a tan controvertida situación. Mediante la presente, el Tribunal procede a la interpretación del fundamento jurídico anterior, estableciendo:
Los ingresos obtenidos por un abogado, en el ejercicio de su profesión, por su actuación de defensa procesal en un litigio cuya duración se haya extendido más de dos años, cuando se perciban de una sola vez o en varias en el mismo ejercicio, se consideran generados en un periodo superior a dos años a los efectos de acogerse a la reducción de los rendimientos netos prevista al efecto en el artículo 32.1, párrafo primero, de la LIRPF.

El elemento diferencial en cuanto a la jurisprudencia se refiere viene determinado por los matices que aporta en lo que tiene que ver con los rendimientos procedentes de actividades económicas que de forma regular o habitual obtengan este tipo de rendimientos.

Según la Sentencia, el beneficiario de la reducción o quien por aplicación del precepto puede ser excluido de ella no es la colectividad de los abogados, sino cada uno de ellos individualmente tenido en cuenta, pues ha de estarse a las características de su concreto ejercicio profesional, a la específica actividad en que se concreta y las notas distintivas de los rendimientos que obtiene y que pueden revestir muy diversas formas y modalidades. Esto abriría las puertas a la aplicación de la mencionada reducción a colectivos distintos al de los abogados, así como a solicitar la devolución de ingresos indebidos si se estimase que hubiese procedido la aplicación de tal reducción.

Desde RZS Abogados como especialistas en la defensa del contribuyente en procedimientos inspectores, precios de transferencia y planificación fiscal, podemos ayudarle a sentirse seguro.  No dude en ponerse en contacto con nosotros llamando al teléfono 915 433 123 o escribiéndonos a través del formulario web.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros