2 Min. de lectura

Sobre la condición de empresario o consumidor en las reclamaciones de Cláusula Suelo

En las reclamaciones de cláusula suelo es conocida la Jurisprudencia consolidada que aplica el doble control de incorporación y transparencia cuando el adherente tiene la condición de consumidor. Desde la Sentencia de 3 de junio de 2016, el Tribunal Supremo dejó sentado que para el caso de que el adherente tuviera la condición de empresario, únicamente opera el control de inclusión, así como los principios generales del derecho contractual (buena fe y prohibición de abuso de posición dominante).

Hoy nos ocuparemos de la distinción de ambas figuras, consumidor y empresario, en supuestos limítrofes en los que la misma puede no ser muy clara, todo ello al hilo de la reciente sentencia del Tribunal Supremo de 5 de abril de 2017 en la que se resuelve un supuesto de contrato con doble finalidad: personal y profesional.

En el supuesto comentado el alto Tribunal establece que “el criterio del objeto predominante ofrece una herramienta para determinar, a través de un examen de la globalidad de las circunstancias que rodean al contrato -más allá de un criterio puramente cuantitativo- y de la apreciación de la prueba practicada, la medida en que los propósitos profesionales o no profesionales predominan en relación con un contrato en particular. De manera que, cuando no resulte acreditado claramente que un contrato se ha llevado a cabo de manera exclusiva con un propósito ya sea personal, ya sea profesional, el contratante en cuestión deberá ser considerado como consumidor si el objeto profesional no predomina en el contexto general del contrato, en atención a la globalidad de las circunstancias y a la apreciación de la prueba”.

Aunque en el caso concreto el Tribunal Supremo entendió que de la prueba practicada se acreditó que el objeto predominante de aquel préstamo tenía una finalidad profesional, es muy relevante la doctrina que fija en relación a la carga de la prueba, estableciendo una presunción de finalidad personal o lo que es lo mismo que a falta de prueba el contratante deberá ser considerado consumidor.

En estos casos, será la entidad financiera la encargada de acreditar la predominancia de la finalidad profesional del préstamo y si no lo consigue se aplicará el más favorable criterio de doble control propio de los consumidores.

En RZS Abogados somos expertos en reclamación de Cláusula Suelo Empresa, llámenos al teléfono 915 433 123 o escríbanos a través del formulario de contacto y cuéntenos su caso y de forma gratuita le indicaremos si podemos ayudarle.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros