2 Min. de lectura

Cocheras, otro capítulo

En estos días han sido varias las reseñas de prensa relativas al archivo por parte de la Sala de lo Contencioso del TSJA de una acción judicial emprendida por los vecinos de la calle Diego de Riaño contra el Metrocentro, y entendemos que, debido a la complejidad técnico-jurídica del asunto, se ha podido confundir a la opinión pública. Es por ello que nos permitimos utilizar esta tribuna de comunicación para explicar e intentar simplificar la cuestión en nuestra condición de asesores jurídicos de dichos vecinos.

Como recordarán, la Sala de lo Contencioso del TSJA con sede en Sevilla dictó una Sentencia en julio de 2011 que obligaba al Ayuntamiento a tramitar las acciones de nulidad emprendidas contra las cocheras del Metrocentro. En su momento, el Ayuntamiento, al tramitar dichas acciones de nulidad interpuestas en el año 2007, simplemente las archivó al entender que eran extemporáneas. Los vecinos entendían, y siguen entendiendo, que dichas cocheras son ilegales, pues se construyeron sin licencia de obras, carecen de licencia de apertura y además la parcela en donde se instalaron fue modificada en el PGOU utilizando una mera subsanación de errores materiales cambiando su naturaleza urbanística de residencial en manzana a equipamiento.

Una vez firme la sentencia, y con obligación de ejecutar la misma, el nuevo Ayuntamiento, gobernado por aquellos que no instalaron el Metrocentro, no dieron la celeridad necesaria al problema heredado, tardando más de 4 años en hacer aquello a lo que la resolución judicial les obligaba, que era tramitar y resolver el contenido de las referidas acciones de nulidad. Es contra esa inexplicable inactividad contra la que los vecinos acudieron de nuevo a los Tribunales. Durante el trámite de este nuevo procedimiento, y de común acuerdo, se suspendió durante unos meses el trámite judicial para negociar una posible solución, pero nunca llegó a cerrarse, debido a la complejidad misma del asunto. Y es en ese momento cuando el Ayuntamiento reactiva su obligación de tramitar y resolver las acciones de nulidad presentadas en el año 2007, y solicita en 2015 informe al Consejo Consultivo de Andalucía (8 años después) que finalmente ha resuelto en contra de los vecinos. Ya con este informe desfavorable el Ayuntamiento ha finalizado las acciones de nulidad desestimándolas. Dicha desestimación afecta directamente a la acción por inactividad que iniciaron los vecinos de nuevo en los Tribunales, siendo este el motivo exclusivo por el que la Sala del TSJA ha decidido archivar la misma. Ahora bien, contra la reciente resolución se interpondrán, ahora sí, los correspondientes recursos ante ese mismo Tribunal del TSJA, para dilucidar definitivamente la legalidad o no de las mencionadas cocheras.

Se trata, por tanto, de una mera batalla perdida, además del tiempo empleado, que ha servido para que el Ayuntamiento actúe, pero ni mucho menos se ha perdido la guerra. Todo lo contrario, es ahora cuando, por fin, la inexistencia de trabas formales en la tramitación administrativa permitirá pronunciarse a los Tribunales sobre el fondo de lo discutido y por tanto de la legalidad o no de las cocheras del Metrocentro.

Manuel Salinero González-Piñero
Abogado RZS

Publicado en: Viva Sevilla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros