3 Min. de lectura

Afección de la Reforma Fiscal sobre la tributación de las opciones sobre acciones

En este blog, de índole eminentemente fiscal, se analiza la Reforma Fiscal cuyas principales medidas, se presume, serán efectivas a partir del próximo 01 de enero de 2015. En anteriores publicaciones ya se ha comentado la Reforma de manera global así como se han destacado las principales novedades relativas a determinados impuestos (Reforma Fiscal 2015 (I) y Reforma Fiscal 2015 (II)). Continuando con el análisis de dicha Reforma, entendíamos que algunas de las medidas concretas modificadas necesitaban de artículos más minuciosos dedicados a explicar la trascendencia de las mismas.

A lo largo del presente comentario, vamos a analizar todas aquellas medidas recogidas por la Reforma Fiscal y que tendrán repercusión sobre el tratamiento fiscal de la concesión de opciones sobre acciones de una sociedad (“Stock Options” según el término anglosajón).

Las opciones sobre acciones son un sistema que se utiliza como complemento retributivo o estímulo para el personal de cada vez más instituciones, tanto nacionales como internacionales. A la luz de lo dispuesto en el artículo 14.1 de la Ley del IRPF, que define los rendimientos íntegros del trabajo como “todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas”, partimos de la base de que que las opciones sobre acciones tienen dicha consideración.

La mejor manera de comprender la repercusión de las medidas es hacer una comparativa entre la regulación vigente y las modificaciones contempladas en la Reforma Fiscal. Básicamente, las medidas que afectan a las Stock Options son, a nuestro modo de ver, las siguientes:

1. Nueva regulación de la exención de 12.000 euros prevista para la entrega gratuita de acciones a los trabajadores.
El Proyecto de Ley eliminaba esta exención por completo. No obstante, tras las enmiendas del Senado, la misma seguirá vigente y será de aplicación siempre y cuando “la empresa efectúe la entrega a todos los trabajadores en activo en las mismas condiciones y que la entrega no exceda los 12.000 euros anuales por trabajador”.
A nuestro juicio, las condiciones establecidas para poder aplicar la exención limitarán sustancialmente su aplicación.

2. Se eliminan las referencias a los límites específicos aplicables para aquellos casos en los que los rendimientos deriven del ejercicio de opciones sobre acciones o participaciones, pero se mantienen los límites generales de 300.000 euros y los específicos para indemnizaciones por extinción de la relación laboral o mercantil.
Se modifica el artículo 18, eliminando el apartado 2.b.1ª según el cual se establecía un límite específico en el caso de que los rendimientos derivasen del ejercicio de opciones de compra sobre acciones o participaciones por los trabajadores, cuantificado en “el importe que resultase de multiplicar el salario medio anual del conjunto de los declarantes en el IRPF por el número de años de generación del rendimiento”. Una vez sean efectivas las medidas el límite quedará establecido en 300.000 euros.

3. La reducción sobre rendimientos irregulares del trabajo sólo será aplicable a los rendimientos que se imputen en un único período impositivo.

4. El porcentaje de ésta reducción disminuye el 40% al 30%.o.

5. No se aplicará la reducción sobre los rendimientos que tengan un período de generación superior a dos años cuando, en el plazo de los cinco períodos impositivos anteriores a aquel en el que resulten exigibles, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con período de generación superior a dos años a los que se hubiera aplicado la reducción.
Esta medida es altamente contraproducente para el contribuyente puesto que a día de hoy, cumpliendo con todos y cada uno de los requisitos, el mismo podría aplicar la reducción pasados 2 años y un día.

Para atenuar lo comentado en este punto, se regula un régimen transitorio para los rendimientos del trabajo que deriven del ejercicio de opciones de compra sobre acciones o participaciones que hubieran sido concedidas con anterioridad a 1 de enero de 2015: si no se concedieron anualmente y se ejercitan transcurridos más de dos años desde su concesión, se puede aplicar la reducción aun cuando en el plazo de los cinco periodos impositivos anteriores a aquél en el que se ejerciten, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con periodo de generación superior a dos años a los que hubiera aplicado la reducción acordada en la Reforma Fiscal.

Finalmente, y sin entrar a valorar la eficacia o acierto de las medidas (hecho que intentamos evitar en la mayoría de nuestros artículos), volvemos a destacar que la bajada en el tipo impositivo / escala de gravamen que pretende llevar a término la Reforma Fiscal se sustenta en “recortes” en otras parcelas o prácticas como ha podido verse claramente en este ejemplo.

¿Necesita asesoramiento sobre Planificación Fiscal?:

Solicite ahora más información sobre los servicios relacionados con la Planificación Fiscal que ofrecemos en RZS Abogados:

– Póngase en contacto con nosotros a través del formulario web.

– Llámenos al 915 433 123 sin compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

*Imágenes diseñadas por Freepik

Contacta con RZS

O si prefieres te llamamos nosotros